domingo, diciembre 11, 2011

Afortunado pensionista.

Pues sí. Al final se nos jubila... y, como la crisis azota a todos, al Sr. Rodríguez Zapatero, no le quedará mas remedio que conformarse con:
- Ser miembro del Consejo de Estado.
- Una pensión vitalicia de 79.336 euros brutos al año.
- Por Real Decreto tendrá derecho a contar con dos asesores, una dotación para gastos de oficina, "atenciones de carácter social y en su caso alquiler de inmuebles", un automóvil con chófer, escolta y seguridad.
Y además, pase libre "en el transporte aéreo, marítimo y terrestre".
Zapatero será de los pocos jubilados con un gran futuro. Gracias claro está a los servicios prestados a los "mercados".
Juan Lucas.


jueves, diciembre 08, 2011

Mercados = esclavitud.

"Cuanto mayor es la 'libertad' de los mercados, mayor es la esclavitud de los
pueblos y la pobreza de las naciones. Cuanto mayor es la 'libertad' financiera,
mayor es el provecho de ladrones y zánganos y menor el bienestar de los
trabajadores. Cuanto mayor es la 'libertad' del dinero, mayor es la humillación
de los pobres y menor la probabilidad de ser respetados como personas"
"A medida que la crisis económica se hace más patente,
las cifras de la explotación infantil aumentan. En la actualidad, unos doscientos millones de niños trabajadores entre
cinco y diecisiete años. Trabajan en las calles -venta ambulante, guías
turísticos, repartidores, limpiabotas-; en lugares peligrosos e insalubres
-hornos, minas, picando piedra, en el campo o pesca a pulmón libre-; son
vendidos como esclavos por sus padres por cantidades irrisorias a usureros para
trabajar en la fabricación de alfombras, ladrillos, obras públicas, etc.; niñas
son entregadas al servicio doméstico en jornadas de quince horas a cambio de
cama y comida. Y además, en muchas ocasiones esto lleva asociado el abuso sexual
del menor, cuando no son vendidos a redes de prostitución que operan por todo el
mundo.
El dinero lo compra todo y las víctimas vuelven a ser las mismas: los pobres,
los débiles o los que están enfrentados a los grupos de poder.

lunes, diciembre 05, 2011

Mas allá del mar.

Sarkozy, Merkel, Rajoy hablan del continente. Les salen bancos, recortes, sacrificios sociales. Se les ha olvidado Europa. O nunca la entendieron. Empezaron en la política de políticos.Y cuando te socializas en esas reglas, ya no sabes encontrar el camino de salida. Te lo tiene que enseñar la gente en la calle.

José Mujica, Presidente del Uruguay, habla con Chávez y Morales en las reuniones de la CELAC. Dice con convencimiento de viejo y rabia de urgencia: “¡O las embarazadas de nuestros pueblos comen bien o sus niños van a arrastrar ese problema toda la vida!” Dolor de gente. Dolor antiguo que llevó a Mujica a la cárcel. Y a Dilma Roussef, y a García Linera, y a Raúl Castro, y a Hugo Chávez. Y a tantos otros cientos de miles. Cárcel, muerte, oprobio. Pero al final ganaron. Entraron a la política desde la calle. Guerrilleros convertidos en gobierno.

Europa tiene reyes, armas nucleares, bancos internacionales primas de riesgo y promesas de jornadas laborales interminables. En Suramérica hablan de romper con un norte que les ha invadido, robado el gas y el petróleo, los minerales, los frutos y las plantas. Un norte que les ha saqueado aerolíneas, trenes, comunicaciones, la tierra y el agua. Con ayuda de una oligarquía criolla, blanca y eterna, que veraneaba en Miami, en París y en Madrid. El nacimiento de la CELAC estaba lleno de negros que ya no son sombras.

33 países, 600 millones de personas, la reserva de petróleo, gas y agua del mundo, de la biodiversidad, de las culturas ancestrales. Ni China ni Europa entienden la madre tierra. América Latina sí. En la CELAC hablan de la Pachamama. Otra tarea para el Sur americano que no van a resolver en otros lados.

La OEA, dijo el Che, era el Ministerio de Colonias de los EEEUU. Expulsaron a Cuba después de la revolución, y el continente calló. Calló también cuando dieron el golpe contra Allende. Calló en el golpe contra Chávez. Demostró su impotencia en el golpe contra Honduras. Ahora, ha recuperado la voz y ya no necesita gendarmes. Decidir en el sur los problemas del sur.

Europa se creó sobre las cenizas del fascismo. La CELAC, sobre las cenizas del neoliberalismo. Sin Hitler, no habría UE. Sin EEUU, no habría CELAC. Chávez lo entendió y se montó en la grupa de Bólívar para señalar al norte por su responsabilidad y su amenaza. Por eso Mr. Danger. Por eso Pitiyankis. Por eso tenía que oler a azufre en Naciones Unidas. Para que el continente despertara. Para ver a quien no te deja ser.

Europa tenía mucho y lo está perdiendo. América Latina no tenía casi nada y lo está ganando. Europa está sumida en el miedo. América, en la esperanza. Apenas está naciendo. Queda todo por delante. Toma aire para lanzar el salto. Europa resuella sin fuelle. Europa suspira, América se llena de oxígeno los pulmones. Con la misma madera, puedes hacer ataúdes o violines.

La CELAC nace con voluntad de ser. No se le escapan los problemas. Apostar por la ampliación en vez de por la profundización es generoso. Sentar en la misma mesa a quien podía ser el Israel de los Estados UNidos en la zona -Colombia-, al país condenado a compartir miles de kilómetros de frontera -México- o al gobierno que no sabe hablar mal de Pinochet -Chile- es un reto que merece la pena sólo fuera por la invitación a estos gobernantes de que vuelven a a mirar hacia el Sur.

En Europa, el núcleo duro lo componen los más egoístas -Alemania y Francia-; en la CELAC, los más desprendidos -los del ALBA-.

Escribió el poeta: en Europa, a la paloma de la paz se la comió la gallina de los huevos de oro. En Suramérica, aves de colores alzan el vuelo y obligan a mirar con altura.

viernes, noviembre 25, 2011

Las ilusiones perdidas.

No se van en trenes con maletas de cartón pero llevan sus bienes más preciados: un portátil, un móvil de última generación regalado por un familiar o conseguido a base de una lucha de puntos sin cuartel. Suelen tomar un vuelo de bajo coste, cazado pacientemente en las redes de Internet. Se van a hacer un máster, o han logrado una mal llamada beca Erasmus que costará a la familia la mitad de sus ahorros. Otras veces van a hacer de au-pair, de auxiliar de conversación, o a cualquier trabajo temporal. La familia va a despedirlos a la puerta de embarque y mientras se alejan disimularán unos su pena y otros su incipiente desamparo. "Es por poco tiempo -se dicen-. Dominarán el idioma, conocerán mundo... Regresarán en pocos meses".

Hasta hace poco era un privilegio de los nuevos tiempos que les permitía gozar de una libertad sin límites, de un mundo sin fronteras, de una capacidad casi infinita de aprendizaje... Hasta que llegó la crisis y la maleta pareció distinta, la espera en la fila de embarque más embarazosa, la despedida más triste y el fantasma de la ausencia definitiva más cercano.

No . No llevan maletas de cartón, ni hay aglomeraciones en el andén de la despedida. No se marchan en grupo, sino uno a uno. Aparentemente nada les obliga. Ha sido una cadena invisible de acontecimientos. Estuvieron allí hace unos años, o tienen una amiga que les ha informado de que puede encontrar algún trabajo con facilidad. No pagarán mucho, eso es seguro, pero podrán ganarse la vida con cierta facilidad... A fin de cuentas aquí no hay nada.

Y se marchan poco a poco, sin alboroto alguno. Un goteo incesante de savia nueva que sale sin ruido de nuestro país, desmintiendo la vieja quimera de que la historia es un caudal continuo de mejoras.

No hay estadísticas oficiales sobre ellos. Nadie sabe cuántos son ni adonde se dirigen. No se agrupan bajo el nombre oficial de emigrantes. Son, más bien, una microhistoria que se cuenta entre amigos y familiares. "Mi hija está en Berlín", "se ha marchado a Montpellier", "se fue a Dubai" son frases que escuchamos sin reparar en el significado exacto que comportan. Escapan a las estadísticas de la emigración porque suelen tener un nivel alto de estudios y no se corresponden con el perfil típico de lo que pensamos que es un emigrante. Quizá en las cuentas oficiales figuren como residentes en el extranjero, pero deberían aparecer como nuevos exiliados producto de la ceguera de nuestro país.

En los tiempos de crisis que detallan cada euro gastado nadie computa los centenares de miles de euros empleados en su formación y regalados a empresarios de más allá de nuestras fronteras con una torpeza sin límites, con una ignorancia sin parangón. Menos aún se cuantifican el esfuerzo de sus familias, las ilusiones perdidas y sus sueños rotos en mil pedazos.

No llevan maletas de cartón, pero componen un nuevo éxodo que azota especialmente a Andalucía, que dispersa a nuestros jóvenes por toda Europa y gran parte del mundo, que nos priva de su saber, de su aportación y de su compañía. Pero, aparentemente nadie se escandaliza por esta fuga de cerebros, lenta pero inexorable, que nos privará de muchos de nuestros mejores talentos. Nadie protesta por esta nueva oleada de exiliados que son una acusación silenciosa del fracaso y de engaño. Se van en silencio por el túnel de embarque en el que les alcanzará la melancolía por la pérdida temprana de su tierra.

No son, como dicen, una generación perdida para ellos mismos. No son los socorridos ni-nis que sirven para culpar a la juventud de su falta de empleo. Son una generación perdida para nuestro país y para nuestro futuro. Un tremendo error que pagaremos muy caro en forma de atraso, de empobrecimiento intelectual y técnico. Aunque todavía no lo sepamos.
Concha Cabellero

viernes, noviembre 18, 2011

Y vas a ser mamá.

"Un niño que estaba por nacer, le dijo a Dios.

- Me vas a enviar mañana a la tierra; pero ¿Cómo viviré tan pequeño e indefenso como soy?

- Entre muchos Ángeles escogí uno para ti, que te esta esperando: El te cuidará.

- Pero dime: aquí en el cielo, no hago más que cantar y sonreír, eso basta para ser feliz.

- Tu Ángel te cantará, te sonreirá todos los días y tú sentirás su amor y serás feliz.

- Y ¿Cómo entender cuando la gente me hable si no conozco el extraño idioma que hablan los hombres?

- Tu Ángel te dirá las palabras más dulces y más tiernas que puedas escuchar, y con mucha paciencia y cariño te enseñará a hablar.

- Y, ¿Qué hará cuando quiera hablar contigo?

- Tu Ángel te juntará las manitas y te enseñará a orar.
- He oído que la tierra hay hombres malos ¿Quien me defenderá?

- Tu Ángel te defenderá aún a costa de su vida.

- Pero estaré siempre triste porque no te veré más señor.

- Tu Ángel te hablará de Mí y te enseñará el camino para que regreses a mi presencia; aunque, Yo siempre estaré a tu lado.

En ese instante, una gran paz reinaba en el cielo pero ya se oían voces terrestres, y el niño, presuroso, repetía suavemente:

- Dios mío, si ya me voy, dime su nombre, ¿Cómo se llama mi Ángel?

- Su nombre no importa, tu le llamarás "Mamá".

domingo, noviembre 13, 2011

Todo estaba escrito.

Esto era todo lo que temía, volver a ser lo que fui hace mucho... Me voy. Creo que son las palabras más indicadas para explicar lo que estoy sintiendo ahora.

Y a la hora de mi marcha a ti no te pediré que llores. No te pido que te deprimas, ni que mandes el mundo al demonio... Sólo seré capaz de pedirte que intentes sonreír. Al principio, te sentirás absurda y falsa, tratando de sonreir sin sentir siquiera una huella de felicidad. Al segundo intento será un poco más sencillo. Pero yo quiero que lo sigas intentando hasta que seas capaz de pararte frente al espejo y reírte de lo absurda que es la vida a veces.

No te culpes, ni te cubras con un manto de injusticias. Sonríe, porque sería demasiado cruel ver una lágrima resbalar por tu mejilla. Sonríe y te sentirás libre, sentirás que puedes seguir adelante, que el sol puede volver a salir.
Juan Lucas

miércoles, noviembre 09, 2011

Y vivir de lo vivido...

Cómo me arrepiento de haber hecho todo lo que hice, y no sabes cuantos deseos tengo de detener el tiempo... quedarme junto a ti, por siempre, y poder explicarte el sentido de la situación... O quizás tan sólo me hubiese gustado retroceder el tiempo, hasta aquel momento, en el cual mi corazón comenzó a sentir puñaladas que le atravesaban sin piedad, aquel momento en el cual decidí engañarme a mi mismo, aquel momento en el cual decidí olvidarte...

Pero jamás algo me había costado tanto... Y no sé que es lo que sucede ahora...Normalmente, yo suelo olvidar muy rápido... Pero... ¿por qué en éste caso no ha sido así? ¿por qué tengo que seguir lamentando cosas que quizás jamás mejorarán? Dímelo tú, explícame... Quiero olvidarte, pero no puedo... Puedo olvidarte, ¡pero no quiero!

Yo no te amo, yo no te amo... yo no te amo.

¿Por qué quiero engañarme nuevamente? No lo sé, pero no quiero seguir con ésta maldita confusión...

Cómo odio sentirme confundido, cómo odio no tener las cosas ordenadas dentro de mi mente... Siento que he vivido cosas peores, sin embargo no las recuerdo, no las recuerdo, y sólo soy capaz de comentarme a mi mismo sobre esto...

Siento que soy libre de hacer lo que quiero... Ni la mismísima noche que cae sobre mi podría detenerme... Debo correr, correr, pues nada puede detenerme, no si mi corazón sigue siendo iluminado por aquella pequeña y silenciosa llama de esperanza... aquella pequeña esencia de fe.

Correré lejos de éste mundo, tan lejos, pero tan lejos, que al caer la noche podré ver como los ángeles guardianes suben al cielo mientras sus cuerpos de carne y hueso descansan. Mi espíritu se levanta, ¡ellos no me atraparán ni me quitarán las ganas que tengo a veces de vivir! Esas mismas ganas que tengo a veces, pero de amarte.

Veo como mis párpados se cierran... Veo como mis pestañas se mezclan con los suspiros que lanzan mis poros... Puedo sentir que a veces necesito callar, necesito calmar mi ritmo y meditar un poco más antes de hacer las cosas...Pero, no lo sé... Ahora no estoy seguro de nada... Sólo siento que quiero estar a tu lado, siento que quiero oír una segunda oportunidad que provenga desde tus labios, desde tus manos, desde tu corazón.

jueves, noviembre 03, 2011

Déjame que te espere... aunque no vuelvas.

Esta vez no te voy a decir lo mucho que te quiero,
al contrario solo pretendo que lo sepas.
No te diré cosas cursis ni nada por el estilo;
al contrario solo te diré que eres mi amigo
y seguirás siéndolo el resto de mi vida,
que si me equivoque una y mil veces te pido perdón,
que si no supe estar cuando me necesitaste,
me perdones, no fue con intención.

Sabes que eres importante en mi vida,
que sin ti estaría perdido
y que desearía estar contigo,
ahí en donde estas ahora, pero creo que estas muy lejos
además de que mis diferentes ocupaciones no me lo permiten,
que desearía tanto poder decirte tantas cosas…
como que… me haces falta, que te extraño
y que no es necesario hacerlo porque lo sabes,
perdóname por no estar ahí,
pero sabes que siempre estaré para ti
hoy aquí quiero que sepas que te necesito
y que quiero que necesites de mi todos los días
al menos así me sentiría un poquito útil.

A pesar de todo
sabes eres la única persona a la que le importe
cuando caí, y a la única a la cual le agradezco
me haya ofrecido su mano y me ayudo a levantarme
la única… que me ofreció su hombro para llorar
la única… que estuvo ahí cuando me sentí morir
me devolviste las ganas de vivir y sentir
te quiero y no te olvido
aunque ya no este ahí contigo
Adela Tannous

lunes, octubre 31, 2011

Justo ahora...

Justo aquí y justo ahora es cuando quiero tenerte, cuando quiero pertenecer a ti, cuando quiero vivir por siempre a tu lado, justo ahora es cuando me arrepiento de cada error, de cada paso equivocado, de casa decisión mal tomada. Justo aquí es cuando pienso que todo podría estar mejor, justo aquí es donde creo que nos amamos. Rompamos las barreras de distancia, de kilómetros, que dividen ahora a nuestros cuerpos, vuelve a mi como si fuese la última vez, pero aún así como si fuese la primera. Retira el miedo y siente que todo fluye, deja que todo fluya…
Porque sé que tú también acabas pensando en mí, que no puedes quitarme de tu cabeza, extrañas la calidez de mis labios, y sé que extrañas el sabor de mis besos, mi forma de abrazarte, la magia de mi sonrisa, el brillo de mis ojos… extrañas el latido de mi corazón, porque sin ello, tú pierdes sentido…
Juan Lucas.

domingo, octubre 23, 2011

Siempre a tu lado.

La luz SIEMPRE nos acompaña en el camino.

Siempre.

De eso no tengan dudas, porque realmente la luz, el sol, nunca se van, las esperanzas siempre estan, nunca se pierden, tan sólo caemos en el error de ocultarlo todo bajo una burbuja pintada de negro.

La felicidad es difícil de alcanzar, y como es fácil sufrir, hay gente que cree que la vida es sufrimiento.

Juan Lucas.

jueves, octubre 13, 2011

Lo mismo que un ciego.

"Y de a poco voy entendiendo que el amor no se puede definir, ni describir porque cada amor es especial, único, perfecto y el sólo hecho de sentir amor me hace ser mejor cada día".
Y no, no tienes que darme cuentas.... porque sé que tú también acabas pensando en mí, que no puedes quitarme de tu cabeza, que extrañas la calidez de mis labios, el roce de mi piel sobre tu piel, la magia de aquella sonrisa de complicidad cuando rodeo tu cintura con mis brazos, el brillo de mis ojos… extrañas el latido de mi corazón, porque sin ello, tú pierdes sentido…
Juan Lucas.

miércoles, octubre 12, 2011

Olvidar...

Olvidar tus palabras, olvidar aquellos ojos y aquella sonrisa que nunca vi, olvidar tus labios rozándose con los míos mientras tus mejillas se tornan de un color carmesí.

Dejar de verme posando tus manos con las mías, mientras una lágrima cristalina se desliza por tu rostro... Y es que no, no puedo continuar con esto... No puedo seguir pensando que la pared de vidrio espeso que nos mantiene alejados algún día desaparecerá... No puedo, no si la esperanza se agota poco a poco...
Juan Lucas.

domingo, octubre 02, 2011

De políticos y otros parásitos...

"Celebraban el onomástico del Diablo y todos los vicios y maldades, delincuentes y perversos, llegaban a la fiesta.
La serpiente y la mentira se juntaron en la puerta:
- «Yo, dijo la serpiente, tengo el derecho de entrar primero porque en El Paraíso fui la primera tentación del hombre».
«¡Nooo! -Desde su trono se oyó la voz del Diablo.- Que entre primero la mentira. Es con ella que yo domino el mundo!».

Como el mal de muchos es consuelo de tontos, los españoles decimos:

- «La corrupción existe en todo el mundo»... y nos sentimos de esta manera igual a cualquier otro ciudadadano de este orbe donde nos ha tocado habitar permitiendo que los que elegimos para que administraran nuestro país lo desmantelen y lo vendan por parcelas al mas mentiroso y despiadado, que ellos, estos políticos han dado en llamar "mercados", y cuyo nombre real es: delincuentes desalmados a los que no le importa que la muerte, el dolor y la desesperación destruyan vidas, familias, proyectos, ilusiones... Pero somos tan ilusos en este país que se vino a llamar España, que seguimos creyendo en esas tres virtudes teologales: Fe, Esperanza y Caridad. Virtudes que son los grilletes perfectos que siguen y seguirán utilizando esos mentirosos que gobiernan para someter las almas y los cuerpos del pueblo español.

Estamos en pre-campaña, de nuevo el mentiroso por excelencia, el político promete y el pueblo aplaude. Olvidamos pronto que El Diablo es el padre de la mentira, y en España la mentira se ha convertido en aquel famoso bálsamo de "Fierabras" que todo lo cura, y como la mentira se asienta en el campo de las virtudes, estos políticos que ahoran nos reclaman y nos prometen, se sientes píos y piensan y creen que todas sus mentiras son mentiras piadosas
¡Y MIENTEN! ¡Y MIENTEN!

Estamos en pre-campaña y nos olvidamos en esta tierra, llamada España, que el político es el modelo supremo del mentiroso: volverán a prometer que no acabarán con la sanidad, la educación, las pensiones... que lucharán por todo lo que sea el bienestar de las clases menos favorecidas, jurarán sobre lo más sagrado, que cumplirán con todas las fuerzas de sus entrañas.
Y justo el mismo 20 de Noviembre, nada mas sepan los resultados obtenidos en las elecciones, en el momento que tenga un alto cargo con un sueldo descomunal que le permita enriquecerse abjurará de sus compromisos y no recordarán nada de lo que dijeron.
Y el pueblo, que vive de la mentira chica, no se ofende por la mentira grande. Por el contrario, la aplaude y da su voto por los grandes mentirosos. Eso es lo que se llama corrupción y en esa corrupción flotamos todos. En este país llamado España, una campaña electoral tan sólo es un concurso de promesas por las que el que promete no se compromete y el pueblo que las oye, sabe que son mentiras y se entusiasma con el descaro del mayor prometedor.
Juan Lucas.

lunes, septiembre 26, 2011

Vive la vida loca.

Este es el sueldo de la pobre y sufrida presidenta de la Comunidad de Madrid: Doña Esperanza Aguirre, que,pese a lo abultado de la cifra no le alcanza para llegar a fin de mes...
LA RETRIBUCIÓN BÁSICA DE DOÑA ESPERANZA AGUIRRE EN EL AÑO 2009 FUE NADA MÁS Y NADA MENOS QUE DE: 110.388 €.
Es por eso que Doña Esperanza dijo aquella frase de: "Cuando los gobiernos son austeros, las sociedades son prósperas".

También será por eso, porque la pobre señora no puede llegar a final de mes con tan pírrico sueldo, que dijo también esto otro:

"Si la educación es obligatoria y gratuita en una fase, a lo mejor no tiene que serlo en las demás"

Y es que claro, para que la vaca siga dando leche...

Juan Lucas.

domingo, septiembre 18, 2011

En tu nombre.

Recuerdos que no se borran. Momentos inolvidables que nunca volverán. Sensación de añoranza. Sentimientos cerrados bajo llave en lo más profundo del corazón.

Mercados, neoliberales, bancos y sus legiones de acólitos (clase política) tratan de dinamitar cualquier proceso de cambio y aunque somos mayoría los que deseamos vivir sin tener sobre nuestras cabezas el eterno síndrome del miedo, callamos y no somos capaces de responder a las ambiciones de quienes aspiran a los reinos, a las dignidades, a los honores, y por quienes ocupando estos puestos, no comportándose debidamente, forman la ruina de los pueblos y de las almas confiadas a ellos y que, por sus malos ejemplos, incitan al mal, a la desesperanza y al odio.

Nos condenan en nombre de la igualdad, la justicia, la libertad y la democracia, a renunciar a vivir como seres humanos; quieren vernos en la mas cruel de las miserias, y cada vez que cae un pilar del llamado estado del bienestar, ellos: mercados, neoliberales, bancos... se ponen de fiesta, aplauden, silban y gritan al ver como consiguen su proposito y fin: "la ruina y miseria del pueblo".

Y mientras tú sigues pensando que tienes libertad, no reparas en quienes hallándose en el poder, por vano temor o por no perder su puesto, pisotean las leyes más sagradas, no teniendo cuidado alguno de la ruina de pueblos enteros, favoreciendo a los malvados y condenando a los inocentes. Pero no debes preocuparte, te dejan tener "libertad".

Juan Lucas.

viernes, septiembre 16, 2011

Una triste y simple historia de amor. (Final)

Y el miedo se apoderó de ellos, porque los dos sabían que pronto llegaría el día que se tendrían que separar. Y aunque ambos evitaban hablarlo, cada ecuentro era un torrente de palabras hechas emociones.
¿Porque el destino les estaba jugando esta mala pasada?

Dos destinos, dos mundos, una distancia muy grande y se vinieron a encontrar, cuando nada los sorprendía y nada buscaban.

Y así, llegó el día de su partida... Ella sintió que no podía con la emoción y la tristeza, le acompañó hasta el aeropuerto y ambos se sumergieron en el silencio.

Pactaron su ultimo encuentro y se prometieron decir todo lo que sentían.

Así fue, se dijeron todo lo que pudieron decirse, disfrutaron de su encuentro, se abrazaron y ella lloró mientras el contenía la emoción... el día se fue entre amor y desolación... un beso un abrazo y un hasta luego…

Él partió sin saber que hacer para estar a su lado, pero seguro de que nunca la olvidaría.

Ella quedó con el corazón partido, aferrándose a la esperanza que se diera cuenta que no podría vivir sin ella, como ella no podía vivir sin él, pero con el miedo de que al llegar a su tierra ya no volviera mas.

Él la amó, ella también y ahora solo el tiempo contara que será de estos dos.

En esta era donde la comunicación cambio, el amor se encontró en una historia de Internet.

Para ti y espero que el final aunque no sea ese final feliz que tanto te gusta, no llegue tampoco a defraudarte totalmente.
Se feliz.
Juan Lucas.

domingo, septiembre 11, 2011

Una simple y triste historia de amor III

Y así, después de algún tiempo intercambiando imprensiones, sueños, penas y alegrias, deciden conocerse en persona.
El mes elegido es Febrero, verano en la tierra donde vive ella, invierno duro y puro en la tierra de él. El lugar, un restaurante en una playa a unas dos o tres horas de la capital de Perú. Él llega antes que ella y la espera durante unos 20 minutos... entra al restaurante, una moza va y viene varias veces para ver que ordena para comer. Él aún no se decide porque espera con ilusión y ganas la presencia de ella. Tan abstraido está en sus pensamientos, en lo que va a decirle cuando la vea que sin reparar en el menú y debido al nerviosismo y a las idas y venidas de la moza,ordena
le sirvan unos mariscos y un buen vino.
El ambiente es embriagador. El vino, el colorido, la gente... hacen que él piense que será rechazado por ella y cuando esta aparece ante él, la mira a sus ojos y ella no puede dejar de contagiarse de su sonrisa, aunque no sepa muy bien quien es aquel caballero. En un impás salen a la terraza a fumar un cigarro. La noche empieza a hacer lo suyo, mientras él queda afuera, en la terraza, ella y sus acompañantes vuelven a su mesa, comen y piden un postre que comparten, nada ni nadie puede impedir que sigan en su mundo, tanto es así que no reparan que el lugar estaba por cerrar, tampoco en el hombre solitario que esta junto a la puerta a punto de montar en su automovil.

Mientras él paga la cuenta, ella va al baño, se mira en el espejo y se dice “qué buena noche estoy pasando”, arregla sus cabellos se pone una gota de perfume y sale erguida al encuentro de sus amigos... al volver repara en aquel hombre que la mira y que parece decirle:
- “¿Te pudo dar un beso? Todo lo demás viene por si solo... Dos cuerpos que se enfrentan, dos bocas que se besan bajo las luces de la noche y en ese instante la química se da, embrujados de pasión entran en un lugar lleno de gente y ya no pueden dejar de acariciarse y besarse, siguen bebiendo y escuchando música, hasta que decidieron partir.
El caballero por demás la tomó por la cintura y empiezan a caminar nuevamente; pero el camino ahora es diferente. Tras un segundo de silencio él le dijo: “¿quieres ir al hotel conmigo?” Ella nuevamente, sin pensarlo, dijo sí.

Llegan al hotel cruzan la puerta, toman una copa mientras que sus cuerpos se van entrelazando, la piel y sus aromas se funden, agotados de pasión se duermen, y en la noche se buscan entre sueños, sus manos se tocan y él la llevaba a su pecho, ella descansaba y vibraba en cada encuentro.

Amanecieron juntos agotados y sonriente y siguieron hablando y dándose el tiempo al disfrute intenso.

Se bañaron, se vistieron, y se fueron a comer, continuaban deslumbrados aferrandose al minuto y disfrutando de la entrega. Pero ya era la hora en que tenían que partir . Ella postergaba la partida, igual llegó el momento, se besaron se despidieron se dieron gracias por haberse dado tanto y no quedaron en mas que nada.

El volvió al hotel donde el perfume de ella lo perseguía y ella volvió a su hogar. Algo quedo en el aire…

Al día siguiente ella volvió a entrar en Internet y lo buscó, y poniéndose en plan de conquista lo sedujo tomando otro papel, el le siguió el juego y la volvió a invitar a salir. Quedaron de almorzar.

Se encontraron, se rieron, se besaron y sin mas se volvieron a separar.

Y así empezaron a encontrarse a cada minuto que podían, y pasaron algunas noches juntos, y bebieron, jugaron, rieron y lloraron.

Se enamoraron, se apasionaron, y el miedo empezó hacer lo suyo…

jueves, septiembre 08, 2011

Una simple y triste historia de amor II.

Y ella, ¿cómo se imaginan ustedes que es ella?
Pues posiblemente han adivinado. Sí ella es una mujer de unos 47 o 48 años, vive en Perú. Cuerpo pequeño y de piel blanca, con unos ojos grandes y de mirada profunda. Tiene una limpia y amplia sonrisa que solo muestra en raras ocasiones, sonrisa que es una mezcla de alegria y nostalgia donde convivien juntas el ánimo y el fracaso: las constantes de su vida. Luchadora hasta la saciedad aunque rara vez llega a sus metas, llena de historias de amores y abondonos, abundancias y carencias, con hijos, muy idealista y lírica. Tiene el don de la palabra y de la escritura y hace que quien la escuche tenga la sensación de que hay mas que palabras en una oración.
Al igual que él, también se ha escapado varias veces: torbellino de sentimientos, soledades en su vida, nunca ha logrado encontrar quien la quiera, no sabe lo que es ser elegida para amar.
Aunque como pueden leer sus vidas son muy diferentes, estos dos seres tienen algo en común: sus almas.
Y así, ella en la soledad de su hogar y él, en la soledad de un hotel se encuentran en Internet.
Ella, cansada de esperar al amor de su vida, aburrida de las pantuflas, sueña con encontrar al que será el hombre con el que siempre ha soñado, que la valore, que la comprenda. Quiere salir de la rutina en la que vive y amar de verdad, sentir de verdad, disfrutar con ese amor la mayor parte de su tiempo. Para lograr este objetivo se crea un perfil en una red social y logra encontrar al otro lado de la red a él, que también aburrido, cansado y con casi las mismas aspiraciones que ella, también se ha creado otro perfil, en la misma red... y allí coincidieron.
En la locura del sistema, el le manda un mensaje: “¿Quieres salir con un español divertido, apasionado y buen conversador?”.

Ella responde que puede ser, el saca su arsenal de palabras y la seduce entre personajes, ella aburrida se siente interesada y después de media hora de palabras van palabras viene concretan seguir conociendóse a través de la red.
Al día siguiente, mejor dicho a la noche siguente. Se ven a través de web-cam. Ella se pone un vestido elegante, una raya en sus ojos tristes, un perfume y sale a su encuentro; él la espera al otro lado puntualmente.
Como si de una cita real se tratara, ella parece bajar de un taxi, mientras que él, parado en el lugar acordado la espera con una amplia y socarrona sonrisa. Ella nerviosa baja con elegancia y lo saluda cordiamente.
Empieza la conversación a través de la red. Como dije antes, ella gran conversadora, hace que la conversación se dé natural y comienzan a hablar y a hablar sin rumbo pactado. Ella saca un cigarro y le pregunta si no le molesta que fume, el saca uno también y los dos se miran. Caminan "virtualmente" a cenar sin tener idea de lo que iba a pasar, conversan, se ríen, él la toma por el brazo para cruzar y luego la deja en libertad, ella se siente linda y muy cómoda había algo familiar en él que le provocaba serenidad.
Juan Lucas.
P. D. "Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia".

martes, septiembre 06, 2011

Una simple y triste historia de amor.

Comienzo ahora esta historia de dos seres, de dos personas que como tantas otras de esta sociedad actual en la cual vivimos se refugian de sus soledades tras las comunicaciones y charlas en Internet.

Ocurrio hace ya algunos años. Un día cualquiera de un año cualquiera, sin que ambos pudieran hacer nada por evitarlo, pues pienso y creo a pie juntillas, que fuera por lo que fuera ese día estaba marcado en sus destinos para que sus vidas se cruzaran y conocieran, evitando la diosa Fortuna no sabemos muy bien porque, pues ya conocen de lo caprichos de esta dama, que sus mensajes no se perdieran, como se pierden muchos otros, en el enorme tráfico que existe en la red entre gente que como dije al principio, se refugian en ella huyendo de sus fantasmas y soledades.

Permitanme no obstante antes de empezar con esta historia, que describa, eso si, haciendo esa salvedad que suele aparecer al principio de algunas peliculas: "Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia", como son los protaganistas tan peculiares de esta historia de amor y odio que empiezo hoy y que aún no sé muy bien el final que tendrá, como ocurre con todas las historias que suele escribir...

El es un hombre de unos 40 años, español, ha logrado triunfar en su profesión con bastante esfuerzo, nadie le regaló nada, atlético, soñador, un poco loco, escalador y amante de los deportes de riesgo. Tiene una familia que le quiere y respeta los principios de libertad y busqueda de respuestas que le hacen ser curioso y atrevido como el que más. Comparte con un hermano un poco estrafalario, soledades y desaciertos, amores inconclusos y frustantes. Pero todas estas emociones que puedan creer sean negativas, en vez de ocasionarle miedos y odios hacia sus semejantes, le ha llevado a ir por la vida ayudando a sus semejantes, compartiendo lo que tiene. Los que le conocen bien, dicen de él, que es como una fuertes inyeccion de locura y escapismos constantes, locura y escapismo que hace que la adrenalina corra por sus venas haciéndole ser amado y respetado por muchos, odiado por algunos tambíen.

Para terminar esta descripción sobre él, decir que ha vivido y conocido el mundo, que ha consquistado las cimas mas altas, pero que no ha podido tocar el cielo con las manos aún, al lado de una mujer.

Continuará.
Juan Lucas.

domingo, septiembre 04, 2011

Simplemente una carta.

Querida mía:

Ni quiero ni debo decir tu nombre por el inmeso respeto y cariño que hacia tu persona profeso, pero lo que si puedo y quiero decir es que me acuerdo de ti todos los días a pesar de que pienses que es imposible pensar o querer a alguien que como tú, está a miles de kilómetros de donde yo me encuentro ahora.
Muchas personas piensan que es imposible amar, querer, o tener una amistad con otra persona estando separados no solo por la distancia física (en Km o millas), sino también por la distancia en edad; pero tú y yo bien sabemos que eso es posible, que se puede amar y querer.
Querida mía, aunque he viajado al país donde vives, no he podido verte debido a circunstancias y sé, muy bien lo sé, que tú tenías la esperanza de al menos vernos y poder abrazarnos aunque fuera por un instante. Pero ni eso he podido hacerlo, las circunstancia fueron las que fueron y ese deseo no se pudo cumplir.
Se que has pasado unos días mal desde que supiste que no iba a pasar por el lugar donde vives. Llevabas deseando que llegara estos días del mes para estar contigo, haciendo millones de ilusiones y planeando todo al milímetro… y entiendo y comprendo que al enterarte y ver que debes esperar otra vez mas para estar juntos… es algo muy difícil, misión imposible. Pues, ¿cómo conservar una amistad con la cual ni se tiene contacto, ni visual, ni por teléfono… casi por nada…? Alguien, lógicamente, pensaría que es algo imposible, pero tanto tú como yo sabemos que no hay imposibles.

Ojala tuviera la suerte de tenerte cada día al lado porque sé que eres una persona increíble, hemos tenido nuestros roces, pero la amistad ha vencido. Recuerdo cuando nos conocimos. Teníamos algunos años menos, pues de eso, hace como bien sabes ya tiempo. Pasábamos casi todo el día juntos y fue así de repente, porque el destino nos juntó

Cualquiera que lea esto se pensará que como ha sido posible que siguieramos juntos, pues yo no se como contestar a esta cuestión. Si sé que serías mi pareja perfecta pero por ahora, debido a mis errores, prefiero seas tan solo mi amiga porque así todo irá mucho mejor. Porque si, soy de esos que creen y que saben que la amistad entre un hombre y una mujer es posible.
¿Recuerdas aquellas tarde en las que hablabamos y hablabamos sin parar? No logro borrar de mi mente tu imagen bailando, riendo o simplemente mirando lo que a tu alrededor sucedía.
Este verano, el del 2011 (invierno en tu país), ni siquiera te he podido ver. Estuvimos todo el verano (de tu país) hablando con la esperanza de poder vernos y abrazarnos al fin. Pero acabo el verano y no aparecí, y de seguro te has quedado con una sensación agridulce de lo que había sido tu verano, por una parte maravilloso, pero por otra te falté yo, y fue complicado.

La verdad este verano, como tú bien sabes, no me puedo quejar de él, ha sido desde luego un antes y un después en nuestra relación y tu sabes porqué. Pero si, siempre he tenido la sensación de que a este último verano le ha faltado algo, algo muy importante para mí: tu acento tan peculiar que sabes que me encanta, tu enorme sonrisa, tus historias… eso ha faltado y de veras que lo he notado muchísimo.

Espero que este verano(tu verano) al que le queda no mucho por llegar, hagas todo lo posible para ir a ese lugar que ya sabes, allí te estarán esperando como cada verano en la puerta de tu casa impacientes tus maravillosas amistades que necesitan verte después todo este tiempo que ha sido una eternidad y contarte en persona todo lo que han vivido, que no es poco.

Querida amiga, disfrutar de la vida ahora que somos algo más mayores es un privilegio al que no debemos renunciar. Disfrutaremos incluso mas. Pues lo vivido nos da la ocasión de recordar todos nuestros momentos y crear nuevos momentos aún mejores.

Con esta carta quería decirte que aunque nos veamos nada o casi nada al año, que aunque no estemos todos los días en contacto, que tienes a alguien que te quiere y mucho, que te echa de menos y que recuerda con añoranza todos nuestros momentos desde que nos conocimos hasta que me dijiste llorando aquel “Hasta el año que viene” de hace dos años. Además decirte que no solo para mi eres tan importante, hay algunos amigos que, bien tú lo sabes, preguntan constantemente por ti y por como estás que te echan de menos, porque según ellos eres la "hostia".

Somos el claro ejemplo de que el amor, el cariño y la amistad entre un hombre y una mujer es mucho mas que posible y de que la distancia no es un factor determinante para estos sentimientos.

Cuídate y mucho.
Juan Lucas.

jueves, septiembre 01, 2011

La novia (Final)

Llegó a Asunción Maximiliano algunos años después. La ciudad le olió a hogar y a amor. Sin pensarlo, instintivamente se dirigió directamente a la casa de Leopoldina, la inolvidable novia.

Al llegar a la puerta, miles de recuerdos recorrieron su mente. Recuerdos de aquel tiempo en que su novia, Leopoldina, le despedía con un beso después de haber estado la tarde con ella hablando de todo lo que harían cuando se casaran. Con lentitud y parsimonia llamó haciendo sonar la campanita de la entrada. Al poco tiempo, la antigua criadita, hecha toda una mujer le salió a recibir.

Candelaria casi se desmaya de susto. No sabía si veía a un ser real o a un fantasma. Corrió escalera arriba gritando:

¡El señor Maximiliano! ¡El señor Maximiliano! ¡El señor Maximiliano llegó!

A Leopoldina se le heló la sangre primero, luego una inmensa alegría le invadió todo el cuerpo, corrió a peinarse, y salía de la puerta de su dormitorio para atender al amado visitante, cuando Doña Eduarda le cerró el paso:

– ¡No! No lo vas a recibir, ¡es un divorciado! ¿Qué pensaría tu padre si un divorciado pisara esta casa? ¡Tú eres una señorita bien educada! ¿Qué no dirían de ti la gente? ¡Y yo, tu madre no permitiré que estés en la boca de nadie! ¡Te has olvidado ya de lo que te hizo! ¡Poco le importó a él que le quieras y que le hayas estado esperando!

¡Candelaria! ¡Dile a ese señor que la señorita Leopoldina no lo quiere recibir, y que le ruega que no venga más a esta casa!

Leopoldina no contradijo a su madre, bajó la cabeza y retornó, llena de lágrimas, a su habitación a continuar con el mantel que estaba bordando...

Juan Lucas.


martes, agosto 30, 2011

La novia IV

El año 1935 llegó y con él el armisticio y la paz. La alegría era total durante el desfile de la victoria, pero para Leopoldina la guerra aún no había llegado a su fin.

El tiempo pasaba lentamente, tan lentamente que cuando en enero de 1936 se anunció que Paraguay accedió al intercambio de prisioneros, Leopoldina no lo creyó.

A principios de 1937 Néstor y Mario se presentaron a la casa de Leopoldina. Delgados, demacrados habían dejado en las planicies chaqueñas el rostro niño que llevaron y volvían como hombres que habían vivido muchas vidas, y en sus miradas y en sus ojos se veían reflejadas la individual y extraña experiencia humana del dolor y de la muerte.

A pesar de ello hubo alegría en el reencuentro. Doña Eduarda les agasajó con su mejor licor y Candé preparó una comida especial. A los saludos triviales y protocolares siguieron las preguntas sobre la guerra. Todos parecían tener miedo de hablar de Maximiliano. Pero al fin Leopoldina preguntó:

– ¿Y Maximiliano ¿Dónde está? ¿Por qué no volvió con ustedes? ¿Le pasó algo grave?

– Estee... bueno, él te contará – dijo Mario señalando a Néstor.

– No, Mario te contará mejor. ¿Verdad Mario?

– No, que cuente Néstor...

– Bueno, ¡qué pasa! ¡que alguien me cuente! Cualquiera de los dos, si los dos lo saben.

– Bueno... – empezó Néstor – es que Maximiliano...– se casó – terminó Mario.

– ¡Quee..! gritó Leopoldina – ¡Que se casó!

– Sí – dijo Néstor – Se casó en La Paz con Julia, una chica boliviana, que nos visitaba en la prisión.

– Nos sentíamos muy solos, y algunas chicas bolivianas nos visitaban. Una de ellas Julia.

– Sí, – dijo Doña Eduarda – que había estado callada hasta ese momento – pero ustedes no se casaron con esas chicas.

– No, – dijo ingenuamente Néstor – porque no se embarazaron.

– Eso quiere decir que no solo se casó si no que tiene un hijo – dedujo Doña Eduarda.

– Una hija – corrigió Mario.

Leopoldina se levantó y fue corriendo a su dormitorio, se tiró en la cama y se sumió en un convulsivo llanto, que le duró toda la noche.

Los días pasaron lentamente. El dolor dio lugar a la resignación. Pero el amor no da lugar a nada, queda anidado en la memoria y en el corazón.

Leopoldina supo que Maximiliano y Julia no pudieron derribar la muralla de odio construida por la guerra entre paraguayos y bolivianos, por lo que la vida cotidiana para ambos se hizo insoportable hasta terminar con un divorcio. La niña se quedó con su madre en La Paz, y Maximiliano volvió a Asunción. Era un hombre viejo de treinta años, cargaba sobre sus hombros tristezas, y como Néstor y Mario y muchos otros, también el horror de la guerra a la que habían ido adolescentes e inocentes como a un juego, igual que como cuando eran niños y jugaban a los soldaditos.
Juan Lucas.

martes, julio 05, 2011

La novia III

Su dedicación, empeño y caridad puesto en los soldados heridos llamó la atención de las superioras, y ella explicó:

– Pienso que cada soldado herido pudo ser Maximiliano. Y si él está herido en algún lugar deseo que lo atiendan como yo los atiendo aquí a estos muchachos que no sé su nombre ni quienes son, sólo sé que están aquí porque fueron valientes en el campo de batalla.

Las cartas de Maximiliano le hacían saber a Leopoldina los enormes sacrificios a que eran sometidos los contendientes por la falta de agua, el calor insoportable o el frío, la humedad, la falta de víveres, las nubes de moscas y de mosquitos, el agua fétida, el cansancio. Maximiliano le narraba que la sed, el hambre y las infecciones habían provocado la muerte de muchos soldados y oficiales, pero que él había salido ileso pues el amor de ella, de Leopoldina lo protegía.

Leopoldina sufría, rezaba y esperaba.

Los diarios informaban de las batallas: Boquerón, Nanawa, Toledo, Gondra, Pampa Grande, Pozo Favorito, Campo Vía, Cañada de Tarija...

Las cartas de Maximiliano llegaban con retraso, pero llegaban a manos de Leopoldina.
Luego, un largo silencio.
Más silencio.

Leopoldina empezó a preocuparse. Habló con amigas, novias también y esposas de otros contendientes. No pudo saber nada.

Luego la noticia: ¡Los soldados paraguayos fracasaron en Cañada Strongest! ¡Los bolivianos tomaron prisioneros! Leopoldina entre otras mujeres y hombres se agolparon en las oficinas del estado mayor. ¡Quiénes eran los muertos? ¿quiénes los prisioneros? ¿Quiénes?
Luego la noticia: Maximiliano vivía, pero fue prisionero por los bolivianos al igual que Mario y Néstor.
Leopoldina pasó más de un año antes de tener noticias del novio. La tuvo a través del padre de Mario. Este era italiano y para saber noticias de su hijo y de sus amigos recurrió a la Legación italiana, la que se comunicó con la misma representación en Bolivia, y a través del Ministerio de Relaciones Exteriores del país andino se pudo saber que Maximiliano, Néstor y Mario estaban en la ciudad de La Paz en una prisión estatal.

Hubo algunas cartas y luego otra vez el silencio.
Juan Lucas.


viernes, junio 24, 2011

La novia II

Mientras leía la carta gruesas lágrimas caían sobre el papel y al terminarla la estrujó contra su pecho y se quedó mirando el horizonte.

Doña Eduarda, la madre de Leopoldina salió a buscarla en el jardincito y la encontró melancólica y silenciosa. Ya Candé le había contado de la carta, razón por la cual ya sabía de ella.

– ¡Buena razón para ponerse triste sobre todo cuando ese Maximiliano pudo ya haberse casado contigo antes de ir al Chaco, como lo hizo su amigo Néstor! Tres años hace que visita esta casa ¡Tres años! y ahora Dios sólo sabe cuánto va a durar esta guerra y cuánto él estará en el frente de batalla!
– Pero, mamá...
– ¡No lo defiendas! No, ante mí. Yo peino canas y conozco a los hombres.
– ¿Pero cómo vas a conocer a los hombres, si sólo conociste a papá a los catorce años y ¡te casaste a los quince!
– Sí, y enviudé a los treinta. Pero con uno me bastó. Además – agregó – ¡todos los hombres son iguales!
– Te equivocas mamá, Maximiliano es diferente.
– Veremos, veremos, hija, dijo el ciego que nunca vio.

A Doña Eduarda no le gustaba Maximiliano. Era una intuición por lo que se cuidaba de decir frases o comentarios que la conduzcan a situaciones verbales que no podía ni explicarse ella misma. Leopoldina, en cambio, profundamente enamorada de él, no le veía más que virtudes.

Maximiliano era un joven de veintidós años, estudiante de derecho. Antes de enrolarse trabajaba con su padre, dueño de un pequeño comercio, y estudiaba. Como muchos jóvenes acudió al llamado de la patria en peligro y se enroló al ejército. Lo mismo lo hicieron sus amigos Néstor y Mario. Estaba enamorado de Leopoldina, y sinceramente pensaba que se casaría con ella una vez que terminase su carrera de derecho y se graduase de abogado. Pero la guerra, fatídica mujer, se interpuso entre los amantes.

Leopoldina también escribía cartas y respondía a todas las de Maximiliano. A través de ella iba siguiendo el itinerario bélico de su novio.

La guerra del Chaco movilizó a todo el país. Los jóvenes se sintieron llamados al fragor de la batalla, y las mujeres jóvenes deseosas de ayudar se alistaron como enfermeras. Muchas fueron al Chaco, muchas otras se quedaron en la capital. Leopoldina fue a prestar sus servicios como enfermera en el improvisado hospital del Colegio María Auxiliadora.
Juan Lucas.

jueves, junio 23, 2011

LA NOVIA.

A menudo se repite que el primer amor vuelve siempre, es mentira: lo que sucede es que no se va nunca.
(Antonio Gala)
LA NOVIA.

– ¡Carta! – gritó Candelaria subiendo rápidamente las escaleras de la entrada.
– ¡Carta del Chaco para la señorita Leopoldina!

Leopoldina fue casi corriendo al encuentro de la criada, y ésta le entregó la carta que se la arrebató de las manos. Emocionada se sentó en el banco de hierro pintado de blanco que se hallaba en el centro del jardincito de rosas y culantrillos en el frente de la casa.

Mi dulce y querida Leopoldina:

Al escribirte esta carta un cielo lleno de estrellas me cobija. Las miro y pienso lo bello que sería si las mirásemos juntos, pero como eso aún no puede ser pienso que las estrellas son tus ojos, que ellos me miran, me protegen, me quieren.

No podría pensar ni un solo momento qué sería de mí si no supiese que tú me esperas, y todas las dificultades se facilitan en la esperanza de reencontrarte.

Desde que salimos del puerto Asunción hasta nuestra llegada aquí en el borde del Chaco sobre la ribera del ríorío, una gran camaradería se apoderó de todos nosotros. Lo mejor de todo es que Mario y Néstor están conmigo y yo con ellos.

Las prácticas son pesadas y mañana nos internamos dentro del Chaco. No sé si de allá podré escribirte, pero cada vez que pueda lo haré. Dicen que ninguna guerra es justa, pero esta sé que es para defender a mi patria, y la patria la sintetizo y la materializo en ti, mi querida Leopoldina, razón por la cual defiendo lo que es tuyo, lo que es mío, lo que será nuestro. Te quiero, te extraño, tuyo siempre.

Maximiliano.

Isla Poí, 2 de agosto de 1932.

Juan Lucas.

domingo, junio 19, 2011

Mujer y amiga.

Hola mi "querida amiga":

Antes que todo, quiero darte las gracias por este correo y los anteriores. Correos que no he respondido más que nada para no turbar tu paz y felicidad. Paz y felicidad que me dijiste el último día que hablamos que habías encontrado con ese "amor", con ese hombre que tanto quieres y amas.

Y puede posiblemente que te preguntes: ¿gracias por qué? Pues gracias por todo, por existir, por darme la posibilidad de haber disfrutado aunque solo fuera por unas horas de tu belleza, de tu amistad; amistad que quizás con mi torpeza, con mi falta de tacto, haya alejado de mi para siempre. Gracias por dejarme conocer y saborear de esa sonrisa tan resplandeciente, de esa mirada que se ha quedado grabada en mi mente, gracias por devolverme aunque no lo creas, la esperanza y la fe en el ser humano. Como puedes comprobar, infinitas son las razones para decirte “gracias" puesto que tu amistad y cariño son los tesoros más preciados y valiosos que alguien pueda tener y tú, me entregaste ambas cosas desinteresadamente.

Quisiera poder bajar la más bella estrella y prenderla en tu negro y hermoso cabello, cortar la rosa más hermosa del jardín para que estuviera siempre a tu lado y que de esta manera, al mirar a ambas, recordaras lo importante y lo que importas a la gente que te "queremos". Y si ayer cometí un "craso error", si te dañé sin quererlo ni pretenderlo, hoy te digo que cuentes todas las estrellas del cielo, la arena de los océanos, todas las sonrisas, cada flor y cuando termines tendrás una pequeña noción de cuan importante eres para este que te escribe.

Me gustaría terminar esta carta diciéndote que esa "amistad y cariño" que me has brindado me ha servido para descubrir, querida amiga, no a una reina, ni a una diosa, me ha servido para descubrir a una mujer, pero no a una mujer como las otras, sino a una mujer sonriente, divertida, con mucha energia, optimista, comprensiva... Y me gustaría responder a esos hermosos regalos que me distes, además de con "gracias" con mi mas sincera amistad diciéndote y no son palabras vacias ni vanas la que ahora te escribo:

"Si alguna vez tienes frío déjame ser tu abrigo, permíteme ser tu consejero en los momentos que me necesites, tu mas fiel amigo. Ese amigo que cuíde de tus sueños, quien se encargue de hacerte sonreir cuanto te sientas triste, quiero ser para ti, lo mismo que tú fuiste y eres para mi: "todo"

Ahora me despido pero lo hago con mucha alegría porque sé que mañana despertaré sabiendo que el mundo entero envidiará nuestra enorme y eterna amistad.

Un besote "amiga".
Juan Lucas.

lunes, junio 13, 2011

Para la libertad.

"Somos los indignados, los anónimos, los sinvoz. Estábamos en silencio pero a la escucha, observando. No para mirar hacia arriba, donde están los que llevan las riendas del mundo, sino a los lados, donde estamos todas y todos, buscando el momento de unirnos". Así comienza el llamamiento del movimiento 15-M para "tomar las calles", durante una movilización global, el proximo 19 de junio.



sábado, mayo 07, 2011

La ruiseñora. Final.

Pasaron los días. El río seguía con su caminar que con el paso de los años se fue convirtiendo en un caminar cada vez más y más lento. Pero en vez de ser una desventaja aquella lentitud que los años le iban otorgando al que fuera bravo y desbocado río en otros tiempos, ocurrió todo locontrario, aquella tranquilidad y sosiego se convirtio en una ventaja, pues al no tener la prisa de antaño, de aquellos años de juventud, se iba parando en todos los recovecos y lugares que en un tiempo atrás ni había imaginado que fueran tan bellos y en ellos descubria y escuchaba las mas bellas historias y melodías que imaginar pudiera.
Todos supieron entonces de la belleza de la ruiseñora y de aquella extraña historia de amor, pues el río la contaba a todos aquellos que se paraban a beber en sus orillas.
También ocurrió que muchos de aquellos que se entrometieron en las vidas de aquellos dos seres, se arrepintieron y mucho por haber sido en partes culpable de tran triste fin

El lago azul lloraba de emoción cuando oía al río hablar de su amor y los animales que allí habitaban, muchos de los hablaron mal de aquella pareja, cuidaron al río hasta que llegó el momento en que la "ruiseñora" volvió a su lado, para llevárselo al mundo donde todos somos iguales, donde no hay maldad, donde reina el amor que Dios nos enseñó y la igualdad para todos los seres.
Post data.
No sé si es este un final feliz. No sé si será de tu agrado, espero que sí. Sé que en las sociedades que habitamos, estén donde estén, hay unos cánones de belleza y otros establecido y todo lo que no sea como se dice en ellos, es anormal o antiestético, y esto puede llevar a rayar la crueldad de cara a otro ser humano, hasta el punto de dañar, ridiculizar y hasta separar de los demás por el solo hecho de querer sentir y expresar su libertad

Juan Lucas.


domingo, mayo 01, 2011

La Ruiseñora III

El pobre pececito, hundiendo su cabecita en el agua, lloraba sin cesar al ver la amargura y la tristeza que invadía al río mientras oía lo que él le contaba sobre la hermosa "ruiseñora". No podía evitar, el improvisado narrador, que la pena, quizás destilada en el agua del ser al que le narraba la historia, le fuese invadiendo su corazón y que le contagiara las ganas y el deseo de morir en aquel lugar donde este, se había parado, y del cual se negaba a salir; privando así la vida a todos los seres que habitaba en el lago.


El pececito, volvió a sacar su pequeña cabeza de las aguas para continuar con su historia, aún a sabiendas de que esta le partiría el corazón al ser que le daba vida no solo a él, sino a todos los seres que habitaban en la ribera.
Así pues sin dudarlo continuó diciendo:

- La ruiseñora murió de pena y amor. Pues desde que se marchó aquel del que ella creía estar enamorada, dejó la querida avecilla de arreglar tanto su nido como su persona. Ya no pensaba mas que en estar todo el tiempo cantando y cantando sus mas hermosas melodías con la única esperanza de que fueran escuchadas por aquel hermoso ser y que este, al oir tan melodiosos y tristes cantos, se compadeciera de su dolor y de este modo volviera hasta ella. Pero no ocurrió esto que tanto deseaba aquella la "ruiseñora". Aquel ser hermoso y altivo jamás volvió por el lago, jamás nadie supo nada más de él, y esto, junto a los rumores y comentarios de los demás habitantes del lago, hicieron que la pena y la tristeza invadieran la vida de la ruiseñora y que esta perdiera las ganas de seguir cantando.

El río no podía dar crédito a lo que estaba escuchando, ¿qué podía hacer?

- ¡No puede ser verdad! Grito con tal fuerza y bravura que sus aguas hasta entonces mansas se convirtieron en terrible torrente que destrozaba todo lo que a su paso encontraba.
Todo ha sido culpa mía, gritaba formando terribles remolinos que engullían cualquier cosa que a la orilla se atrevía a acercarse. La dejé sola a pesar de que la amaba debido a mi terrible fealdad, a mi miedo a que me rechazara, a mi temor a que la gente cruel se burlara de ella a causa de mi aspecto. Esa gente que no acepta que algo u alguien sea diferente, que solo habla y critica con saña y con terrible crueldad cuando se trata de dañar la vida de los demás. Tendría que haberle declarado mi amor, sin hacer caso a nada ni a nadie, y de este modo, ella no se habría fijado en ese ser que por lo que me cuentas solo se preocupa de él.

Poco a poco, la calma fue retornando a aquel hermoso lugar. El río, paso de la furia terrible, a la mayor de las desganas. En aquellos momentos solo hubiera querido secarse y así acabar con su existencia. Mas esas cosas no están en las manos de los mortales; solo los dioses tienen ese poder. Solo ellos son inmortales y tienen poder de vida y muerte sobre todos los seres que habitan la Tierra. Hubiese deseado poder retrasar el tiempo, volver atrás, desandar lo adando, pero tampoco estaba en sus manos... decidió pues quedarse para siempre en aquel hermoso lugar y seguir llevando sus aguas hasta el hermoso lago azul lleno de amor y vida y, que habia sido el lugar donde había vivido la "ruiseñora" que fue y sería para siempre su alma gemela.

Juan Lucas.


domingo, abril 24, 2011

La ruiseñora II

Triste y cansado el río no dejaba de pensar en su amada ruiseñora. Y aquella noche de hermosa luna plateada, aquella noche en que el pobre enamorado no dejaba de lamentarse y gemir, notó como entre sus aguas nadaba un hermoso pececillo de escamas doradas y aletas brillantes, el cual, sacando su pequeña cabecita de forma descarada se dirigió a él sin ningún reparo ni temor:

- Buenas noches señor río, muy pronto has llegado hoy.

- Estoy aqui desde hace mucho rato esperando a mi amada ruiseñora, por casualidad no la habrás visto?

- ¿Ruiseñora, qué es eso de que me hablas? Preguntó el pececillo intrigado y pensando que debido a su mala costumbre de andar siempre de arriba para abajo buscando comida, se había perdido conocer a algún nuevo vecino que habitaba en aquella parte del lago.

- Es una pequeña y bella avecita de un canto maravilloso.

- ¡¡¡Ahhh, un pájaro!!! Aquí hay varios y la verdad señor río que todos entonan melodiosos trinos, si me dice el nombre igual puedo ayudarle.

- Se llama Ruiseñora, y tiene además de un hermoso canto, el mas bello y largo de los plumajes.

-¡¡¡ Oh!!! Lamento decirselo, pero creo que no se ha enterado de lo ocurrido, eso debe ser porque últimamente y debido a su debilidad de la cual hablan todos los habitantes del lugar, no ha podido acudir hasta el lugar de los álamos.

- Si, tienes razón, hace bastante tiempo que perdí fuerzas... y por eso no puedo llegar hasta allí, pero dime qué ha ocurrido?

- Verá, según dicen la ruiseñora se enamoró de alguien que no debía, se ve que era un amor imposible, entonces la gente comenzó a mofarse de ella y poco a poco la fueron entristeciendo.

El río se paralizó al oír aquella noticia que el pececillo le acababa de comunicar. Sus aguas dejaron de caminar hacia la desembocadura del lago y decidió no continuar y morir allí mismo.
Con voz totalmente apagada le dijo al pequeño pez:

- Sigue por favor pues quiero y necesito saber que fue de esa ruiseñora que tanto y tanto quiero y amo.

El pez dudo, al notar en sus escamas como las aguas del río al oír aquella noticia que él le daba se volvían cada más mas frías y pesadas. Pensó en volver a sumergirse en lo más profundo y de esta manera evitar la muerte de aquel que le daba la vida pero, aún a riesgo de morir con el río decidió seguir contándole lo que sabía.

- Según tengo entendido ese alguien del cual se enamoró su ruiseñora, era un elegante y bello animal procedente de un país muy lejano, de un pelaje tan blanco y brillante que jamás antes se hubiera visto por estos lugares y de un hablar tan hermoso que hechizaba a todos aquellos que se paraban a mirarlo y a escucharlo. Y ya sabe usted que un amor entre dos seres tan distintos a la vista de los demás es casi imposible. Así, que entre las risas de todos, el mucho amor que la ruiseñora le tenía a este bello animal, yo creo que platónico, y a que este desaparació sin decir adiós, la ruiseñora cayo muy enferma.

El rió, al oír aquella historia que el pececillo le contaba no pudo evitar que le embargará un terrible dolor y tomándolo con furia terrible entre sus poderosas aunque moribundas manos gritó:

- Por Dios! Dime que ha ocurrido con ella.
Juan Lucas.

La Ruiseñora.


Hace algún tiempo empecé un cuento sobre un ruiseñor aquellos que hayan seguido mis escritos podrán comprobar que esta inacabado. Y no lo acabé porque lo que todos seguro ignoran es que aquel ruiseñor que quedó atrapado, preso con las claras de la aurora entre las caricias de una hermosa flor de la Alhambra granadina, aquel ruiseñor, tenía una hermosa ruiseñora que esperaba en el nido, con la ilusión y la esperanza que dan el amor, su vuelta.

Ignoran amigos míos el inmenso dolor que recorría el corazón de la ruiseñora al comprobar como iba muriendo la tarde y que su amado ruiseñor no retornaba a aquel nido que con tanto cariño y amor habían construido entre ambos. Y cuando la noche se hizo dueña del bosque, cuando tan solo la fría y plateada luz de la luna pintaba sombras en los senderos y caminos del cerrado y tupido bosque, sin poder resistir más la ausencia de su amado, desesperada, salió de aquel nido y se puso a cantarle, medio loca de amor una canción al río que así decía:

¿Dónde estará mi vida?
¿Porque no viene?
¿Que rosita encendía me lo entretiene?
Agua clara que caminas
entre juncos y mimbrales
dile que tienen espinas
las rosas de los rosales,
dile que no hay colores que yo no tenga
que me muero de amor
¡dile que venga!.....

Y así, cada noche, la ruiseñora, acudía hasta la orilla del río para repetir aquella triste y hermosa canción de amor que esperaba oyerá su ruiseñor. Y ocurrió lo que ustedes ya imaginaron, que el río, casi sin darse cuenta se fue enamorando de aquel pajarito que a pesar de su pequeñez, era tan hermoso como lo pudiera ser cualquier otro ser que habitaba en sus orillas. Amor imposible, de ello se dió cuenta el río, comprendió que aquel pequeño pajarito nunca se daría cuenta de lo mucho que le amaba... decidió entonces quererle en silencio.

Fue pasando el tiempo, y el dolor y la angustia le hicieron tomar una dura y terrible decisión:

Dejaría de acercarse a su amada para de este modo dejar de sufrir.

Y así hizo, lentamente, poco a poco, se fue secando hasta convertirse en un pequeño hilo de agua al que ya no acudía animal alguno a saciar su sed y donde nadie quería ya vivir. Pero aún así, sin fuerzas apenas ya, cada noche iba a escuchar el canto de su amada y sin que esta se diera cuenta, al oirla, eran tales las lágrimas que desprendía que estas, sus lágrimas, volvían a convertirle en aquel hermoso y azulado río que en un tiempo atrás era fuente de amor y vida. Y así ocurría cada noche, hasta aquella de la cual les estoy contando, en que extrañado vio como su amada no llegaba hasta el junco donde solía cantar. Pensó entonces que estaría enferma y que volvería al día siguiente y siguió yendo al lago noche tras noche, día tras día con el único deseo y esperanza de volver a ver a aquella que tanto amaba...

Juan Lucas.

sábado, abril 23, 2011

La legión y el cristo de la buena muerte.

El homenaje de la legión al Cristo de la Buena Muerte en Málaga cada jueves Santo se ha convertido, por su enorme dramatismo, en una de las imágenes más tradicionales de la Semana Santa española. Una unión cautivadora de lo religioso y lo militar que fascina a miles de personas, que capta cada año la atención de cientos de medios de comunicación de dentro y de fuera de España.


martes, abril 19, 2011

Mar y Cielo.

Querida amiga:

Aquí me tiene esta noche, muy cerca de una ventana abierta a las estrellas, alumbrado por un tímido candil, con mi pluma y tintero, dejando para más tarde las tareas a realizar y de este modo sacar tiempo para escribir para vos y hablaros del AMOR.

Sé ahora, según me has confesado, que tienes un ferviente "admirador" y que parece ser que este se aprovecha del mucho amor que le profesa causándole cierto dolor y celos. Le confieso que no me molesta el que tengáis ese admirador, que os respeto y que os deseo que lo que ahora es al parecer tan solo admiración termine en amor. Pero si me ha sorprendido sobremanera ese alejamiento suyo hacia mi persona; sí me ha sorprendido y preocupado, porque no quiero que entre vos y yo haya nunca angustia o desidia. Por eso no puedo dejar de pensar en lo que al parecer le alejo de mi persona y no dejo de repetirme a cada momento lo siguiente:

" Si me equivoqué porque elegí la amistad y la verdad antes que la mentira y el engaño, si me equivoqué, porque fui y soy un hombre que antepone la confianza y el respeto hacia los demás antes que mi felicidad, si por eso me ha relegado al olvido y al más profundo de los desprecio, no me arrepiento de haber hecho lo que hice, sin con ello demostré que antes que mi persona estaba la suya".

Quiero deciros mi hermosa y admirada amiga que este hombre que le escribe y, que quizás juzgue como pobre y estúpido, solo espera y desea que el amor sea su alimento, que sea ese sentimiento quien le guie y le enseñe. Hermosa amiga, aunque posiblemente ahora no entienda ni comprenda lo que deseo comunicaros con esta misiva, quiero pedirle por aquel cariño que en un día me tuvo permita a dicho sentimiento (el amor) entrar en sus sueños, le deje volar y cantarle melodias que perfumen sus oídos que le hagan temblar sin tocarle, permítale pues hermosa amiga, que le acaricie sin manos, que escriba poemas sobre su piel y que por encima de todo, contruya para vos y para su "admirador" un tiempo en que ya por siempre descansen el uno sobre el pecho del otro. Y si todo sale como yo espero (que saldrá) llegue ese día en que sus manos (la de él y la suya) trabajen juntas, en que sus ojos se liben bajo el mismo cielo azul, siempre azul; en que les abrace la misma brisa y... que amanezca y perezca el sol mientras ustedes se siguen amando.

Permítame terminar, respetada amiga, diciéndole que aunque para vos yo ya sea algo más que pasado, que estaré siempre aquí para recordaros que si, que el AMOR existe y que no es un sentimiento vano o vacio, que en realidad es por lo que vivimos y lo que todos esperamos alcanzar y lograr en esta vida que nos ha sido concedida. Termino pues diciéndole que vos AMAÍS EL AMOR, y que aunque yo ni tan siquiera sea recuerdo para vuestra persona, vos sois y seréis siempre hasta el final de los tiempo mi más preciada amiga.

Suyo siempre.

Juan Lucas.


domingo, abril 17, 2011

Me levanto.

Hermosa dama:

Me gustaría poder escribirle una hermosa carta, al igual que lograba escribirlas antaño, pero cada letra al igual que todo en la vida debe nacer en su tiempo.

Hoy, tengo pocas cosas que contaros, es por eso, que pensando en usted, en su rostro, en esa risa que me regaláis y en la mucha distancia que nos separa tan solo se me ocurrió dejarle este video que sigue a continuacíón de este breve y misero escrito.

Como despedida, debo pedirle que prohíba a los volcanes la erupción de esa lava salada. Las lágrimas, en ocasiones tan inoportunas, no deben tener cabida en su vida, como podrá comprobar a continuación de esta lectura,su risa, es una emoción de regocijo de la cual no debe privar a todos aquellos que la rodean.

Juan Lucas.


sábado, abril 16, 2011

Hacienda somos todos.

Hacienda, que somos todos pero sólo da por culo a los pobrecitos que nos gastamos al menos un tercio del sueldo en alquiler, otro quinto en trasporte, y otro poco en vivir, y no a los putos gerifaltes y buscavidas que viven del cuento y del robo —políticos, constructores, banqueros, futbolistas, telebasureros...


domingo, abril 03, 2011

Aprenderás.

Después de algún tiempo aprenderás la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y aprenderás que amar no significa apoyarse, y que compañía no siempre significa seguridad. Comenzarás a aprender que los besos no son contratos, ni los regalos son promesas...

Aprenderás que con la misma severidad conque juzgas, también serás juzgado y en algún momento condenado.

Aprenderás que no importa en cuantos pedazos tu corazón se partió, el mundo no se detiene para que lo arregles. Aprenderás que es uno mismo quien debe cultivar su propio jardín y decorar su alma, en vez de esperar que alguien le traiga flores.

Comenzarás a aceptar tus derrotas con la cabeza alta y la mirada al frente, con la gracia de una mujer y no con la tristeza de un niño y aprenderás a construir hoy todos tus caminos, porque el terreno de mañana es incierto para los proyectos, y el futuro tiene la costumbre de caer en el vacío.

Después de un tiempo aprenderás que el sol quema si te expones demasiado. Aceptarás incluso que las personas buenas podrían herirte alguna vez y necesitarás perdonarlas.

Aprenderás que hablar puede aliviar los dolores del alma. Descubrirás que lleva años construir confianza y apenas unos segundos destruirla y que tu también podrás hacer cosas de las que te arrepentirás el resto de la vida.

Aprenderás que las nuevas amistades continúan creciendo a pesar de las distancias y que no importa que es lo que tienes, sino a quien tienes en la vida y que los buenos amigos son la familia que nos permitimos elegir.

Aprenderás que no tenemos que cambiar de amigos, si estamos dispuestos a aceptar que los amigos cambian.

Descubrirás que muchas veces tomas a la ligera a las personas que más te importan y por eso siempre debemos decir a esas personas que las amamos porque nunca estaremos seguros de cuando será la última vez que las veamos.

Aprenderás que las circunstancias y el ambiente que nos rodea tienen influencia sobre nosotros, pero nosotros somos los únicos responsables de lo que hacemos. Comenzarás a aprender que no nos debemos comparar con los demás, salvo cuando queramos imitarlos para mejorar.

Descubrirás qué se lleva mucho tiempo para llegar a ser la persona que quieres ser, y que el tiempo es corto. Aprenderás que no importa a donde llegaste, sino a donde te diriges. Aprenderás que si no controlas tus actos ellos te controlaran y que ser flexible no significa ser débil o no tener personalidad, porque no importa cuan delicada y frágil sea una situación: siempre existen dos lados. Aprenderás que héroes son las personas que hicieron lo que era necesario enfrentando las consecuencias. .. Aprenderás que la paciencia requiere mucha práctica.

Descubrirás que algunas veces, la persona que esperas que te patee cuando te caes, tal vez sea una de las pocas que te ayuden a levantarte. Madurar tiene más que ver con lo que has aprendido de las experiencias, que con los años vividos.

Aprenderás que hay mucho más de tus padres en ti de lo que supones. Aprenderás que nunca se debe decir a un niño que sus sueños son tonterías, porque pocas cosas son tan humillantes y seria una tragedia si lo creyese, porque le estarás quitando la esperanza. Aprenderás que cuando sientes rabia, tienes derecho a tenerla, pero eso no te da el derecho de ser cruel.

Descubrirás que sólo porque alguien no te ama de la forma que quieres, no significa que no te ame con todo lo que puede, porque hay personas que nos aman, pero que no saben como demostrarlo. .. No siempre es suficiente ser perdonado por alguien, algunas veces tendrás que aprender a perdonarte a ti mismo.

Si algo he aprendido en la vida, es que la mentira se pone en contra de quien la inventa.

sábado, marzo 19, 2011

El hombre que talló por amor 6000 escalones.

Encontré una de esas historias de mariposas revoloteando las entrañas, una historia para hacer muecas al pasado, para seguir confiando en la naturaleza y condición humana. Esta es la historia de una pareja china que se entregó de por vida al amor prohibido dejando huellas perennes de su cariño.

La historia se remonta a hace más de medio siglo cuando Liu Guojiang que tenía 19 años de edad, se enamoró de una mujer de 29, madre y viuda llamada Xu Chaoqing. En ese momento, era inaceptable e inmoral para un hombre joven y chino amar y convivir con una mujer mayor y con hijos. Para evitar el mercadeo de chismes y curiosidades, la pareja decidió irse a vivir a una inaccesible cueva en Jiangjin County en Chongqing, suroeste de China.

Perdida entre las montañas, y a salvo de críticas de familiares, amigos y vecinos por las diferencias de edades y las condiciones de sus respectivas vidas, la pareja padecía las condenas a su amor y Liu, en un heroico acto decidió construir un refugio muy artesanal para ambos alejados del caldo de reproches.

En un principio, no tenían nada, ni electricidad o incluso nada que llevarse a la boca excepto sus propios labios. Tenían que comer hierba y las raíces que encontraban en la montaña, y Liu fabricó artesanalmente una lámpara de queroseno ( traído de la ciudad ) que utilizaron para aligerar sus sombras.

La vida fue muy dura y Xu sintió que había atado Liu y le preguntó en varias ocasiones, “¿te arrepientes?” a lo que Liu siempre respondió, “Siempre y cuando seamos positivos, la vida va a mejorar”.

El camino hasta su recóndito hogar era muy complicado, paraje virgen y escarpados riscos conducían a una pequeña cueva donde firmaron sus mejores años. Al principio y debido a la dificultad, era sólo Liu el que bajaba de vez en cuando para casos de necesidad extrema relegando a Xu a la soledad de 2 intensas jornadas cuando marchaba su marido del hogar.

El “detalle” que Liu dedicó a su amada se fraguó a partir del segundo año, y durante más de 50. Liu decidió tallar, poco a poco y con sus propias manos los escalones necesarios para salvar los 1550 metros de desnivel de la montaña y así facilitar la bajada de su mujer.

En 2006, su historia se convirtió en la mejor historia de amor de China (premio de una importante publicación). El gobierno local decidió preservar la “escalera del amor” y el lugar donde vivió la pareja como un museo, para que esta historia de amor pueda ser recordada para siempre.

El premio por la historia fue recibido por uno de los hijos del los “modernos” Romeo y Julieta, Liu Mingsheng, quien acudió a la ceremonia con una pequeña y curiosa lámpara de queroseno hecha con un frasco de tinta por su propio padre. Liu hijo explicó que las lámparas caseras de queroseno han sido la única manera en la que sus padres han “iluminado” su amor refugiados en la montaña, y explicó que éstos no estuvieron presentes en la ceremonia de premiación debido a su avanzada edad.

“Mis padres han vivido recluidos por más de 50 años por el amor que se tienen. No tienen electricidad y mi padre hacía lámparas de queroseno para iluminar nuestras vidas”, dijo el hijo de los apasionados amantes de Chongqing.

Alejados del mundo y la civilización, Liu y Xu formaron su propia familia y tuvieron hijos y como en los cuentos de hadas, vivieron felices desde entonces en su original refugio, en el que permanecen juntos a pesar de su avanzada edad hasta principios de este año , cuando Liu murió en brazos de su mujer amada, en su hogar de siempre…después de una jornada de labores en el campo.



domingo, enero 30, 2011

Capitalismo y mentiras. (Las reformas que nos impone Zapatero)

El Banco Mundial, la OCDE y los mercados presionan a los gobiernos para que den prioridad al avance de los fondos privados.

"El primer paso es reformar el pilar público [del sistema de pensiones] retrasando la edad de jubilación y recortando el nivel de prestaciones, empezando por los casos en que son demasiado generosas. El segundo paso es crear el pilar privado". Y para ayudar a crearlo, hay que "empequeñecer el pilar público de forma gradual".

Así lo escribió el Banco Mundial en 1994 en uno de los informes más importantes que ha producido nunca, Adverting the old age crisis [Evitando la crisis de la vejez]. Desde entonces, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y las patronales bancarias y de fondos de pensiones han presionado a gobiernos de todo el mundo con el mantra expuesto en este trabajo de 1994: exigen un sistema "multipilar" en el que los fondos privados sean siempre el eje central. Y, para lograrlo, sugieren "empe-queñecer" el sistema público.

El Banco Mundial tiene incluso un documento marco para extender el "modelo multipilar" nacido del extenso informe de 1994 y que resume en ocho páginas las 436 del documento base. La propuesta tiene tres patas principales: una pública, pequeña y dirigida sobre todo a pobres y excluidos; otra privada, obligatoria, que exige la cotización de todos los trabajadores, y, finalmente, una última, privada y optativa para el que quiera mejorar su pensión.

En 17 de los últimos 19 años, el Banco Mundial ha tenido como director a un ex alto ejecutivo de la banca de inversión estadounidense, el principal lobby en favor de la extensión de las pensiones privadas: Lewis Thompson (1991-1995), que pasó 40 años en JP Morgan; James Wolfensohn(1995-2005), ex ejecutivo de Solomon Brothers, y desde 2007, Robert Zoellick, ex directivo de Goldman Sachs.

Pese a ello, su "modelo multipilar" ha sido asumido como propio también por la OCDE, el FMI, y, en parte, la misma UE. "Los planes privados de jubilación son el gran sueño de la banca, porque logran que los trabajadores les transfieran parte de su salario durante toda su vida, lo que supone gestionar muchísimo dinero durante muchos años con un altísimo margen de maniobra", opina Miren Etxezarreta, catedrática emérita de Economía Aplicada y autora de Qué pensiones, qué futuro (Icaria).

Estos capitales son parte de los mercados que presionan en favor de los recortes de los sistemas públicos. En total, suman 12,7 billones de euros, más de 12 veces el PIB español(1,067 billones) y gigantes todavía mayores en comparación con algunos de los países de la UE ahora más asediados: el PIB portugués es de apenas 0,17 billones, y el griego, de 0,24 billones.

Según el último informe de la OCDE sobre pensiones y mercados, del pasado julio, los planes privados invierten cada vez más en los agresivos hedge funds. Pero en la mayoría de los casos que analiza, la principal inversión se destina a deuda pública, en un porcentaje que en algún caso llega al 90%.

España, Grecia y Portugal se cuentan precisamente entre los países donde menos éxito ha tenido la fórmula "multipilar" lanzada por el Banco Mundial en 1994. La penetración de los planes privados en estos países ahora asediados es sensiblemente menor que la media de la OCDE: en Grecia son irrelevantes, en España suponen el 8,1% del PIB, y en Portugal, el 13,4%, cuando la media en la OCDE se sitúa en el 35,5%, y algunos países, como Holanda y Finlandia, superan el 110%.

La patronal del sector en España (Inverco) y la OCDE redactaron el año pasado sendos informes que coinciden en la causa del retraso de las pensiones privadas en España: concluyeron que la generosidad del modelo público impide que crezca el privado.

"A pesar del tratamiento fiscal que reciben las aportaciones a los planes de pensiones, la extensión de estos formatos de previsión depende crucialmente del espacio que las pensiones públicas dejen para ello", concluye El impacto de la crisis económica y financiera en la inversión colectiva y en el ahorro-previsión, editado en junio por Inverco. Y termina: "El que las pensiones públicas sustituyan en porcentajes muy elevados a los salarios previos a la jubilación, como es el caso de España, con una tasa de sustitución de las mayores de la OCDE, implica que hay poco margen para la expansión de las pensiones privadas".

A la misma conclusión llegó la OCDE. En un estudio de 2007 (Reduciendo la brecha de las pensiones: el papel de las pensiones privadas)
lamentaba que la "vía tradicional" para alentar los planes privados las desgravaciones fiscales era "ineficiente" y sugería explorar nuevas fórmulas.
En el último informe sobre España, en diciembre de 2010, la OCDE ya evitó los rodeos: "El bajo nivel de contribuciones a las pensiones privadas podría ser una consecuencia de las generosas dotaciones que ofrece el sistema público".
La receta que exigía hace apenas un mes iba en esta dirección: recortes en el modelo público, como el retraso en la edad de jubilación, aumento del periodo de cálculo y otras medidas que bajen la prestación.

Entre las fórmulas que la OCDE sugería ya en el documento de 2007 destacaba "lanzar campañas nacionales de concienciación" sobre los peligros del envejecimiento, para las que la propia organización ha elaborado un documento de líneas maestras.

La sugerencia de "empequeñecer" el sistema público y lanzar campañas ya estaba en el documento del Banco Mundial de 1994: "Los pagos [del sistema público] no deben ser demasiado generosos y la reforma requiere empequeñecer el pilar público". ¿Y cómo convencer a la opinión pública? "En Chile, altos cargos del Gobierno dirigieron una intensiva campaña en los medios para convencer a la gente de la quiebra del viejo sistema", subrayaba el Banco Mundial.

Inmediatamente después de publicarse este informe, en muchos países empezaron a aparecer estudios augurando la inminente quiebra del sistema público. Los impulsaron sobre todo fundaciones del sector financiero o la patronal. En España empezaron a difundirse el mismo año 1994 con El futuro de las pensiones públicas, lanzado por BBV, pero en apenas dos años editaron estudios parecidos el Círculo de Empresarios redactado por José Piñera, el ex ministro de Pinochet que dirigió la privatización en Chile, La Caixa y los que coordinó el catedrático José Barea, entre otros.

Todos auguraban la quiebra del sistema público y en algún caso estimaban que su deuda acumulada en 2010 supondría el 10,7% del PIB. La realidad es que tiene un superávit acumulado superior al 6% del PIB. Pero en 1995 los fondos privados apenas tenían en España un patrimonio de 13.000 millones y el pasado septiembre sumaban 84.000.