lunes, septiembre 27, 2010

Tú no sabes amar.

¿Sabes tú lo que es Amar? ¿Sabes tú lo que es sufrir?
Amar, es sentir fuego en el alma y no poderlo apagar. Es ser constante, es delirar, luchar contra un imposible , es la pena más horrible, a eso se llama amar.

¿Sabes tú lo que es Amar? Es tener el alma angustiada por entre nubes perdidas, dar acaso hasta la vida por una sola mirada. Morir para descansar y luego resucitar y de ahí volver a morir. A eso se llama...Amar.



Juan Lucas.


miércoles, septiembre 22, 2010

Ámela.

Hace ya algún tiempo, en un país muy pero que muy lejano rodeado de mar y montañas, cubierto de selvas y sierras, vivía una pareja que hasta el día de hoy habían sido felices. Más por circunstancia de la vida, el amor se acabó entre ellos. Él, no queriendo herir a la mujer que durante tantos años había sido su compañera y de la cual ya no se sentía enamorado, decidió emprender un largo viaje para visitar a un sabio consejero que habitaba en una remota ciudad, de aquel remoto país, para que le ayudara a romper con su esposa sin causarle mayor daño.
Después de varios años de viaje llegó hasta el lugar donde se encontraba dicho sabio y sentándose frente a él le dijo:
- Maestro, ya no quiero a mi esposa y pienso separme de ella.
El sabio, lo miró a los ojos y solamente le dijo una palabra:
- "ÁMELA".
Luego de decir esto guardó silencio.
Ante tal respuesta, el marido todo confuso volvió a dirigirse de nuevo al sabio diciéndole:
- Pero maestro, es que ya no siento nada por ella, somos dos extraños que conviven juntos, nada de lo que ella haga o diga logra despertar en mí el más mínimo de interés.
De nuevo, el sabio, mirándole a los ojos respondió:
- "ÁMELA".
El esposo, mucho más confundido que a su llegada y pensando que había malgastado su dinero y su tiempo en visitar a este hombre al cual no entendía, se levantó y se dirigió hacia la salida; antes de cerrarla, volvió a mirar al que todos llamaban hombre sabio y que para él, no era más que un farsante. Fuen entonces, cuando el hombre sabio se levantó y le dijo:
- "Amar es una decisión, no un sentimiento; amar es dedicación y entrega, amar es un verbo y el fruto de esa acción es el amor, el amor es un ejercicio de jardinería; arranque lo que hace mal, prepare el terreno, siembre, sea paciente, riegue y cuide. Este preparado porque habra plagas, sequias o excesos de lluvia, más no por eso abandone su jardín. Ame a su pareja, es decir, acéptela, valórela, respétela, dele afecto y ternura, admírela y compréndala. Eso es todo.
"ÁMELA".
Dicen los que conocen a este hombre, que desde hace algún tiempo ha cambiado y se le ve feliz, pues aunque no saben como, todos ven que ama a su mujer.
Juan Lucas.


lunes, septiembre 06, 2010

Todos somos gente.

GENTE

Hay gente que con solo decir una palabra
enciende la ilusión y los rosales
que con solo sonreír entre los ojos
nos invita a viajar por otras zonas,
nos hace recorrer toda la magia.
Hay gente que con solo dar la mano
rompe la soledad, pone la mesa,
sirve el puchero, pone guirnaldas;
que con solo empuñar una guitarra
hace una sinfonía de entre casa.
Hay gente que con solo abrir la boca
llega hasta todos los límites del alma. ...
alimenta una flor, inventa sueños,
y se queda después como si nada.
Y uno se va de novio con la vida
desterrando una muerte solitaria
pues sabe que a la vuelta de la esquina
hay gente que es así, TAN NECESARIA.


H.L.Quintana
Juan Lucas.