viernes, junio 26, 2009

Si se callase el ruido.


F
Suena un trueno infernal, mas espantoso que el terrible fragor de la tormenta:
una espada titánica y sangrienta
hiende el orbe de un tajo vigoroso.

Vampiro gitantesco y tenebroso,
el dolor en la herida se alimenta,
en tanto que sus llamas apacienta
Lucifer sobre el cuerpo del coloso.

Cabalgando en un frágil esqueleto,
escoltada en su marcha con respeto
por lucida cohorte de panteras,

victoriosa paséase la muerte
y, a su paso, a los tímpanos advierte
un fúnebre crujir de calaveras.


"El miedo elimina las mínimas razones que le otorga valor a lo sensible"

Juan Lucas.

viernes, junio 05, 2009

Señores presidentes.

Ninguna palabra nunca
ningún discurso
- ni Freud, ni Martí-
sirvió para detener la mano
la máquina
del torturador.
Pero cuando una palabra escrita
en el margen, en la pagína, en la pared
sirve para aliviar el dolor de un torturado,
entonces, solo entonces, lo que se escribe,
la literatura tiene sentido
.

Cristina P.R.