jueves, noviembre 30, 2006

¿Quién me la quiere vender?

No creas que lo que escribo a estas horas de la noche es algo lastimero para de este modo hacerte llorar... no pienses que lo escrito es para hablandarte el corazón, para hacer cambiar la decesión que tomaste, no, lo que voy a escribir más abajo es un cúmulo de sentimientos que necesito dejar fuera de mi cuerpo, de mi alma antes de irme a dormir y de esta forma ponerle un broche final a tu "telenovela". Final que espero sea de tu agrado, sino fuera así pon tú el final que más te guste, puesto que fuiste tú la autora, la única autora de este gran exito... y no quiero robarte protagonismo.

Debes saber que durante casi toda la vida buscamos una flor como regalo...


¿Alguién me la quiere vender?

Preguntamos a las personas que se cruzan en nuestras vidas.

La buscamos para quitar lo malo , el mal sentir y las quejas de mal amores... la hemos buscado y buscado por mercados, calles y plazas y pocos son los que han encontrado dicha flor, y mira que preguntamos no a un solo vendedor sino a muchos y todos nos dicen que ni tan siquiera la conocen y tan solo nos reponden:

- "Le puedo vender una rosa, un clavel, una azucena... pero aún es demasiado temprano para ese tipo de flor que busca. Esa flor que dice, no se marchita, siempre huele y tiene sentimientos, no pierde el olor ni el color ante el desanimo, antes las mentiras... no es bella, más no importa la belleza si tiene sentimientos, si anima los días y alegra el alma, si hace sentir que la vida es algo más que tener continuamente un nudo en la garganta, un malestar en el alma, un sin vivir, un regusto amargo en la boca".

Buscamos la vida cortada en flor porque nos merecemos:

"Respeto, una sonrisa, que nos tomen de la mano y nos embriaguen de amor, que llenen nuestros sentidos con una boca pequeña dentro de la nuestra en un beso sin fin hasta que nos quite el aliento de tanto amar y amar, que no nos dejes pensar... que sastifagan el corazón que anida en nuestro pecho hecho para el amor, para abrigar un sentimiento, un consuelo que pueda librarnos de los sufrimientos, de la tortura cotidiana."

Necesitamos esa flor, para que nos ayude a echar fuera de nuestro pecho a ese amor que nunca se fue, para que nos libere de ese sufrimiento, para hacernos olvidar que no es la única mujer, para borrar su huella de nuestra mente, de nuestra alma. Para arrancar ese amor de nuestra piel, para llenar el vacio que dejó con su marcha, para olvidarla para siempre, para liberar de esa pesadilla nuestra mente, para llenar el vacio que dejó en nuestro corazón...

Si la mancha de la mora, con otra verde se quita:

¿Alguien me la puede ofrecer para que de este modo pueda olvidarla para siempre y arrancarla a jirones de mi piel?


Juan Lucas.


Aunque no te pueda ver.

Hace tiempo que nos conocemos y también hace tiempo que deseaba escribirte algo así y creo que este es el sitio apropiado para ello, ya que quiero que todos, pero todos los que a proposito o por casualidad entran en esta página sepan lo que siento por ti.

Decirte que nunca creí encontrar lo que en ti he hallado te sonará a repetitivo e incluso a adulador, pero debes saber que no es así. Lo sabes por esa complicidad que tenemos el uno con el otro, porque sé que puedo contar contigo y tú conmigo cada vez que nos necesitamos, porque compartimos confidencias, complicidades, alegrías, ilusiones... y porque no decirlo a veces hasta una que otra pena o sentimiento triste.

Eres una bellísima persona, dulce y tierna, con un carácter fuerte, pero buena como el pan... admirable tu capacidad para pedir disculpas si crees que has de hacerlo ( incluso a veces cuando no tiene sentido que lo hagas ), seductora y apasionada, luchadora incansable, guapa a rabiar, simpática y expresiva, espontánea y entregada a todo aquello que te llena. Quijotesca de causas pérdidas, de arrebatos incansables, me sorprendes día a día con tu humanidad, con tu fuerza para embarcarte en todo aquello que sabes que merece la pena mujer VIVA y llena de energía...

Contagias entusiasmo, fuerza y armonía, y eres una polvorilla encantadora...

Te haces querer puñetera, y me encanta quererte mi dama; me enorgullezco de poder decirlo aquí... porque sabes que te quiero un montón... porque te agradezco tus consejos, los momentos en que me frenas en mis arrebatos muy similares a los tuyos, porque los dos vivimos intensamente cualquier instante que valga la pena vivir... y porque maldita distancia que nos separa si no... que el mundo se prepare el día que consigamos estar más cerquita el uno del otro... se acabarían los cafés a sola de las cafeterías, los malos entendidos, cambiarás tus famosos vaqueros "Jeans" por faldas de volantes y camisas vaporosas con pronunciados escotes, esos que tanto sabes me gustan y que tu dices que nunca te pondrás...
Mi gitanita y canastera, mi niña incasable, mi dulce flor... gracias por estar, gracias por ser como eres, gracias por ser tierna amante, callada confidente y placida calma para mis ratos de soledad y mal humor

Por supuesto mil besos y una flor... una rosa roja para TI.


Juan Lucas.

miércoles, noviembre 29, 2006

Las musas no se olvidaron.

No, no hay excusas de ningún tipo para explicar el porque he dejado de escribir durante estos días en este que intenta ser un aprendiz de blog. Podía decir que las musas me abandonaron, que se olvidaron de mí y que por tanto ni de mi cabeza ni de mis dedos salían frases que tuviesen sentido...

Pero no, no ha sido este motivo si me lo permites voy a tratar de explicartelo, para que de esta manera, de esta forma sepas lo que significas para mí:

¿Sabes vida mía que cuando cae el sol y poco a poco se va apagando el día acá en esta tierra en la cual vivo sale la luna? Pues bien durante estos días en los cuales no aparecistes, en los cuales no diste señales de vida, la luna aunque estaba ahí arriba en el firmamento no brillaba con la misma claridad, con la misma pureza que las noches en las cuales tú la iluminas con tu amor, con tu belleza, con tu cariño... cariño, belleza y amor que ella me refleja a mí y que hace el milagro de que mis dedos no dejen de escribir, que de mi mente manen frases, palabras como si de un manantial se tratase... la luna al no tener tu olor, tu voz menguó, desapareció y aunque sus compañeras las estrellas la buscaban por todo el firmamento esta no quería salir, volver a brillar sin tu precensia... igual le ocurrieron a mis ideas, a mis palabras, también se ocultaron, lloraban tu ausencia, no querían sentir mas amparo, más compañía que la soledad.

Hoy de nuevo aparecistes después de tu partida y de esto modo de nuevo la luna al ver tu rostro salió de su escondrijo, de su soledad, ilumino limpia, brillante con una blancura inmaculada la negra noche en que nos tenía sumido y de este modo, al aparecer radiante en el cielo me trajo tu alegría, tus ánimo, tu risa que me hacen sin que lo dudes ni por un solo momento ser un hombre nuevo.

domingo, noviembre 26, 2006

A ver si te ries????


Estas son para mi amiga.... la que siempre me dice:

- Escribe un chiste. JJJJJJJjjaaaaaaaaaaaa





sábado, noviembre 25, 2006

¡Un solo minuto de dicha!

Dios Mío.
¡Un solo minuto de dicha!
¿Pero es que acaso no es suficiente para toda la existencia de un hombre?”
Fedor Dostoievski.

Así termina "Noches Blancas" novela de este famoso escritor ruso ... Un solo minuto donde el protagonista disfruta de las mieles del amor... de un beso, una caricia, solo un minuto de una noche.. porque al final el queda solo, pero con ese minuto...
Y después de mucho pensarlo y aunque quizás para algunos sea una inquietud sin trascendencia, para mí es importante este comentario, este final de la novela, por esto y a pesar de lo pasado, de tus ausencias, de tus olvidos, de tus plantes... he llegado a la conclusión que sí, que la respuesta es sí... y solo sí.
Que sí, que en nuestra existencia, en nuestra breve y corta visita a esta vida, hay minutos tan impactantes, tan hermosos e importantes que con ellos al menos a mí, me son suficientes para que durante el resto de nuestra existencia valga la pena seguir teniendo ilusión, deseos, corazón... para hacernos olvidar, aparcar a un lado ese mar de lágrimas:
"Lágrimas de desamor, de desconsuelo, de corazón, de cocódrilo, de la razón, de sangre, de sueños, de odio..."
Tantas como podéis ver que si se juntan formarán un océano inmeso, enorme que nos tragará y nos hará olvidar los minutos, los muchos minutos que nos da la vida... para que disfrutemos de las cosas hermosas que nunca podremos tener una vez que nos enfundamos nuestra gabardina de tristeza. Gabardina que no nos dejará disfrutar de ese minuto de alegría que pasamos con ese nuestro gran amor, con el minuto que pasamos contemplando la belleza de aquella flor, de aquel minuto de dicha que gozamos cuando nuestros labios fueron besados por primera vez y temblábamos como una pequeña flor temorosa de asomar su cabeza a la nueva vida por temor a que una gota de rocio aplastase su primera mirada a la noche del misterio y del amor. Del minuto de alegría que tuvimos cuando recibimos, a escondidas, de mano de aquel amigo o amiga la primera carta llena de faltas de ortografías del chico o chica que estaba sentado detrás de nosotros en aquel viejo colegio y que decía lo mucho que nos quería con una hermosa rima de Becquer... de los minutos de alegrías, de dicha... que aunque algunos piense que no son suficientes para que en momentos de tristeza como los que ahora mismo nos pueden embargar a los olvidados, a los que buscamos amor, a los que aspiran a una nueva vida... por lo menos hacen posible que nos acordemos de ellos, de esos bellos minutos y podamos sonreir un poco.
.!!Ahora en este momento en que escribo este carta, olvidado de ti, abandonado a mi suerte, sin saber donde estás, donde te encuentras... solo le pido un minuto a la vida para hacer un sueño realidad... tal vez uno o mas... pero sé que con ese minuto concedido sería suficiente al igual que al protagonista del libro, para toda mi existencia... ¿Y quien quita que no sea solo un minuto sino muchos minutos...? . ..Y ahí es donde entendí que la respuesta era si.. que solo un minuto puede hacernos completamente felices....!!!!
Para tí, que seguro no recordabas que la vida te ofreció esos minutos de esperanza y de alegría, que fuiste esa flor que debido al miedo de que la gota de rocio aplastara tus tiernas hojitas que empezaban a brotar no se atrevía a sacar su cabecita de de la semilla, sin saber que gracias a esa gota y a otras más acabaría por convertirse en una hermosa flor querida y amadas por todos.
Solo me queda decirte que tú me ayudaste y mucho a sumar minutos de dicha a este mi camino por la vida y tan solo espero que llegues a sumar muchos más que yo.
Un beso para ti mi dama.

Juan Lucas.

De mi corazón salieron.

Anoche en mi ventana llorando me dio la una y no quisiste venir corazón de piedra dura.


Cambiaste el oro por plata... la plata se volvió oscura... cambiaste una noche clara por una noche sin luna.


Por no querer perder tiempo, pierdes el tiempo y el alma... estás perdiendo la vida de tanto querer ganarla.


Las penas que se publican esas no son grandes penas, las penas mayores son aquellas que no se cuentan por eso yo no quiero publicar mis penas.


La luna en el cielo, la luna en el río, pobre de la luna quién la habra partido.


Juan Lucas.

jueves, noviembre 23, 2006

Cuentos de hadas.

Para todas las mujeres que entregan su amor, su vida toda ella a un hombre y luego este le responde con insultos, reproches, palizas... con la muerte.
Sí, por desgracia vivimos en un país donde la violencia de género no termina, donde un día si y el otro también se produce una nueva agresión a una mujer... que raro es que no acabe con su cuerpo en un hospital o... en el suelo tendida sin vida.
Así pues hoy olvidando un poco el estilo que desde hace tiempo vengo poniendo en mis post casi sin interrupción y que todos saben cual es, voy a escribir como termina lo que para muchas mujeres es su cuento de hadas, su mundo ideal que creyeron iban a vivir junto a ese hombre que les prometió su amor, respeto y cuidado.
Deseo de corazón sirva para que si alguna mujer ya sea mayor, joven o simplemente una adolescente se encuentra en una situación de violencia de género no dude en denunciar esos malos tratos, que no permita que ese "hombre" por llamarlo de alguna manera les ponga ni una sola vez su mano encima, que no acepte sus disculpas, sus flores... pues una vez que la golpeó lo volverá a hacer una y otra vez, y en cada nueva ocasión con más saña, con más violencia, con más crueldad. Sirva pues mi escrito para que esas mujeres sean capaces de salir, de escapar de ese yugo, de esa espiral de violencia que le roba hasta la dignidad de ser mujer.


Cuento de hadas.

- Dustin: Sé que no le gusto a tus padres, ¡¡pero ellos que saben!!! no eres tan pequeña, eres ya casi una mujer... y yo, yo tampoco soy tan malo como dicen, te he demostrado mi amor durante este tiempo en que llevamos saliendo juntos... y ya van algunos años, acepta mi anillo, casate conmigo.
- Lidia: Es precioso, claro que acepto mi vida.
- Dustin: Me haces tan feliz, sabía que eras mía, que estabas destinada a mí lo supe desde el primer día que te vi, abrázame, comparte mi alegría.
Así comenzo este cuento de hadas. Como casi todos los cuentos de hadas... con una bella y enamorada princesa y un apuesto y brabucón principe...
antes de la boda, mientras nuestra princesa aún no le pertenecía la sorprendía con:
"Ramos de flores, bombones, paseos y dulces miradas, y palabras... palabras como estas: lo que opinen los demás no vale nada, un hombre bueno mantiene a una mujer enamorada...

Los días pasan como en una fábula, y llega la hora... vestidos de novia, lista de boda, planes, nueva casa, ella es la reina, ella es el ama, ella le ama, ella le aguanta... Ella y él se casan, el tiempo pasa:

- Lydia: Quizás no deberías beber tanto...
- Dustin: ¿Me estas llamando borracho?
- Lydia: No, no, claro
- Dustin: Pues cállate mujer ¿eh?, que yo sé bien lo que hago, anda sube al coche y borra esa cara de inmediato.
-Lydia: Claro...

Y llega ese gran día para Lidia: ¡Mamá, ¡estoy embarazada!

No hay mayor motivo para ser feliz que un niño, él lo celebra saliendo con sus amigos. Llega tarde a casa, Lidia espera sentada, con impaciencia su vuelta.

-Lidia: ¿Dónde has estado? Me tenias muy preocupada.
- Dustin: ¡¡No empieces!!!...
- Lidia: ¿Porqué no coges mis llamadas?
- Dustín: No empieces!
- Lidia: Es que siempre me dejas sola en casay vuelves a las tantas, además,¿hueles a colonia barata?
- Dustin: ¡Calla!
El primer golpe fue el peor, no tanto por el dolor como por el shock de la situación, esa noche él duerme en el sofá, ella no duerme nada, sueños rotos, lágrimas en la almohada... ¿Quien iba a decirle que sería así?... ¿Este era su "Cuento de hadas"? ¿Este era el mensaje de amor que había grabado en sus labios... partidos por cierto.

- Dustin: Perdóname por lo de ayer, no sé que me paso... es que... no sé, es el estrés del trabajo, el cansancio... estaba un poco borracho, perdóname, lo siento, sabes que te amo...

Tras unos días después de la primera paliza recibida, ella recuerda el tema como si fuera una lejana pesadilla y, aunque pensó en contarlo a sus amigas se dijo que mejor no, no lo entenderían... además son cosas de familia...

- Lidia: Él me quiere, esas cosas pasan,y es verdad que a veces soy un poco bocazas...

Nace el bebe, una pequeña preciosa, pero él quería un niño y echa la culpa a su esposa... esta vez no hay flores... miradas dulces... paseos. Tan solo queda lugar para el reproche y así, una vez de vuelta a casa:

- Dustin: Lo haces todo mal, y estas gorda,como pretendes que no me vaya con otras.
-Lidia: Pero...
- Dustin: ¡¡Pero nada! ¿Todo el día en casa acumulando grasas y no eres capaz de tener la cena preparada?
- Lidia: Pero...
- Dustin: ¡¡¡Calla!
-Lidia: Pero...
- Dustin: Calla! Mira ¡no me obligues a que lo haga!
-Lidia: Pero...
- Dustin:¡¡ Calla! ¡¡Te avise! ¡¡¡Ahora habla! ¡¡¡habla! ¡¡¡¡habla! ¡¡¡¡¡¡¡habla..!!!!!!

Esta vez no se supo controlar, ella acaba en el hospital, tras tres días por fin escucha a sus amigas, y denuncia a la policía su tortura. La vida vuelve a sonreírle poco a poco, ella y la niña rehacen sus vidas casi del todo, un nuevo chico, un nuevo trabajo, un nuevo futuro, en un nuevo barrio. Pero el papel de un juez no es suficiente para detenerle a él, y un día de vuelta al portal, él la espera con un puñal, y le acuchilla, doce veces.
Es el final del cuento de hadas, un cuento real que se cuenta en cada ciudad, cada semana, es la nueva plaga, es el final del cuento de hadas...

-Lidia: ¿Quién me iba a decir que sería así, el final de mi cuento de hadas... nunca pensé que podría pasar, el final del cuento de hadas que yo soñaba feliz, a otra "ella" le tocó vivir. El mío como como podéis ver no fue un feliz final del cuento de hadas.
Versión libre de la canción "cuentos de hada"

Juan Lucas.



martes, noviembre 21, 2006

Borrachera de melancolía.

Sé que no te gusta... lo sé querida... pero voy a escribir sobre lo que deseo para ti, para el tiempo que espero tarde muchísimos años en llegar me veo privado de tu presencia.


Voy a escribirlo, a dejarlo en esta página aunque con ello pueda provocarte una ligera herida que seguro cicatrizará a medida que vayas leyendo mis deseos porque quiero que sepas que lo único que pretendo, que mi gran deseo ahora y siempre es y será que puedas conjugar el verbo amar toda tu vida sin dolor, sin sufrimientos, sin derramar una sola lágrima, que tengas mil noches de felicidad e igual cantidad de días indénticos a esas noches.

Quisiera decirte que cuando leas esta carta, porque es una carta para ti y solo para ti no lo tomes nunca como una despedida, como un adiós... puesto que yo ya estaré unido a ti para siempre a igual que lo esta tu piel y tu carne, tu corazón y tu sangre... tómalo tan solo como mi plegaria, mi ruego, mi oración de amor para que como dije antes nunca falte en tu vida el calor que a mí me gustaría hubieras sentido en cada uno de los abrazos que te debo, como el dulce sabor de los besos que no quiero dejar nunca de saborear... vaya pues mi "oración de amor para ti "mi dama":


"Amigo mío no te conozco ni creo te conozca ya nunca, pero si que conozco y creo que muy bien a la mujer a la cual has elegido para compartir tu vida, tus sueños, la que te hará compañia en este corto camino que es la vida.


Si la has elegido a ella porque has visto que te hace falta como el agua, porque es tu mayor necesidad, si por su amor eres feliz, capaz de dejarlo todo, si el mundo es gris cuando ella no está... si como pudieses ver lo que me ocurrió a mí al conocerla, te ocurriese a ti de igual forma y no concibieras vivir sin verla... como me ocurre actualmente a mí, te quiero decir que sin dudar es la mujer que tú has soñado, que tú has esperado durante todos estos años.


Si así es, seguro que si y que la amarás más incluso de lo que yo la amo, si ves que ella te quiere, que es el amor de tu vida no lo dudes ni un momento, no titubees, no dejes pasar ni un segundo para entregarle todo, para amarla sin medida... muéstrale a diario que es ella tu reina, tu consentida, que no hay ninguna otra, pero muestraselo con sinceridad... no dejes rendijas para la desconfiaza, la duda... para mí fue un milagro conocerla, un regalo que me dio la vida cuando ya nada esperaba. Si para ti es igual y tú si que gozarás de mucho tiempo para vivir con ella, demuestrale cada día que para ti no hay otra, cuídala (aunque ella no se dejará... es demasiado independiente para eso), evita hacerla llorar... ya creo que conmigo derramó demasidas lágrimas.

Si te comprende como me comprende a mi cada día, si al igual que me pasa a mí es tu guarida... hazla tu amiga de verdad... y aunque me duela el corazón al decirlo te puedo asegurar que será tuya hasta la muerte ya verás... que no se va de tu lado, que no traiciona.


Te pido que hagas que se sienta mujer... ámala, conquistale la piel... si así lo haces ella al menos conmigo si que hizo eso... te dará su ser, será tu mujer cada despertar... y si te ocurre lo que me ocurre a mí cada vez que me falta, que no concibo vivir sin verla un solo día... sin dudar "amigo desconocido"... ella es el amor de tu vida, ella será siempre el amor de mi vida.



Juan Lucas.

lunes, noviembre 20, 2006

¿Día del niño?????



"Día 20 de noviembre "Día del Niño."


Cincuenta años después de que la ONU instituyera el día 20 de noviembre como el Día del Niño se siguen violando los derechos fundamentales de los menores.


- Cuatro millones de menores mueren antes de cumplir el primer mes de vida.


- Unos 1.800 menores de 15 años son infectados cada día con el virus del sida.


- Ochenta y dos millones de niñas pierden su infancia debido a los matrimonios precoces.


¿Hasta cuando durará esto?¿Para qué tantos días del niño, de la mujer... sino sirven para conmover la conciencia de los poderosos del planeta?


¿Para qué sino sirven para promover la cultura entre esas familias que tienen hijos sin pensarlo?


¿Para qué, si en los países del llamado "tercer mundo" y cada vez más en este "primer mundo" se prostituyen cada vez más precozmente a las niñas?


Hoy preguntaba a un niño que significaba para él este día, que para que creía que servía. Se quedó pensando, me miró a la cara y dijo:


- Ahora mismo para nada....


- Entoces, ¿cuando podremos vivir sin maldad, sin rencores, en paz los seres humanos pregunté yo?


Esta fue su respuesta:


Habrá Paz...


...Si crees que la sonrisa tiene más fuerza que las armas...


... Si crees en el poder de una mano abierta...


... Si crees que lo que une a los hombres es más de lo que les separa...


... Si crees que el hecho de ser diferentes es una riqueza y no un peligro...


Estas son las palabras de un niño... en el día del niño, deseo con toda mi alma se lleguen a realizar algún día.


Juan Lucas.

sábado, noviembre 18, 2006

Mañana lo acabaré.

Aguas en abril... flores en mayo.

Hola E. M.:

No pensaba escribir otro post hoy, pero después de la conversación mantenida esta noche... no puedo hacer menos que mandarte aunque sea un "beso" para que por mi causa no te sientas como Neptuno cuando nieva, mar sin olas, llanto de bebé o canto de grillos...

Amiga del corazón como decirte que estás equivocada, que no vale la pena ese dolor, ese sufrimiento... escúchame estoy esperando un barco que me lleve hasta tu corazón para así de este modo hacerte reír de nuevo aunque tan solo sea por un momento. Una vez haya desembarcado en él viajaré hasta tu mente, hasta ese convento en el que te has encerrado y del cual no quieres salir... te despertaré de ese mal sueño en el que ahora te encuentrás y te mostraré que te llegarán días como manzanas para comerse el miedo que ahora te embarga, que vendrán días con mensajes de esperanza que cambiarán el paisaje marrón que dice es ahora tu vida por el color verde de los prados de la esperanza. Brindemos pues por esos díás que llegarán sin darte cuenta como el sarmiento a las uvas del parral, como presagios para seguir soñando, para seguir cantando... como cuchillos para cortar las penas que ahora dicen que te ahogan.

Como hacerte comprender que eres sombra en la luz, que tienes que dejar atrás esa tristeza que te embarga, que atenaza tu corazón y tu garganta. Todos tenemos un sueño que atrapar, sueño que ronda todos los días nuestra casa, que aparca en nuestra frente esperando un hueco para entrar en nuestra cama... que hay un libro desnudo de rimas que si lo lees te calmará, una nube pintada de agua que lavará para siempre tu pena...

Recuerda amiga mía, que cerca del mar de tus caderas hay un cielo que arde, una barca que espera; que cerca de mar de tus labios hay un viento que sopla y una cueva de suspiros, que cerca del mar de tu boca rompen olas que provocan besos que vienen y van de tus labios color de rosa y que beben otros labios de sal.

Mañana proseguiré hoy solo te digo que te toca ser feliz. Que no entierres ese sueño, esa ilusion... ojalá el tiempo cure tus heridas.

Juan Lucas.

¡¡¡ FELICIDADES !!!!!


Estas son las mañanitas
que cantaba el Rey David
hoy por ser día en que obtienes tu "Título"
te las cantamos aquí,
Despierta E. despierta (aunque sé que no has dormido celebrando esta graduación ja, ja, ja...)
mira que ya amaneció
ya los pajarillos cantan
la luna ya se metió...

Hoy no es tu cumpleños... aún te faltan días. Hoy es el día en que te quiero felicitar por haber conseguido una de tus "prioridades" ja, ja, ja... Ya faltan menos ¿verdad? la próxima E.E.U.U.... ja, ja, ja...

Es el día en el que de seguro que vas a recibir muchos regalos; lástima que te hayan impuesto esa ley seca... ja, ja, ja.. bueno te conformas con una cocacola y brindas con tus amigos... ojo no la tomes como si fuera una copa de licor, daña más que éste... ja, ja, ja....


Felicitación que disfrutes este tu día al máximo. Cuídate mucho y... aunque no podré acudir a tu "graduación" y a ese enorme pastel que de seguro te van a preparar, voy a decirte eso de:

"Queremos pastel, pastel, pastel..."

Como no podré cantarte con el resto de tus amigos lo de las "mañanitas" te cantaré esto, ya sabes que tengo una hermosa voz... ja, ja, ja... que te diviertas muchísimooooooooooo:

"Un hoy bien vivido hace que cada ayer sea un sueño de felicidad y cada mañana una visión de esperanza. Te mereces toda una vida llena de mañanas preciosas. Feliz día en tu graduación E.M.¡¡¡¡¡¡¡



Juan Lucas.

viernes, noviembre 17, 2006

Entre un clavel y una rosa.

- Cuéntame algo alegre Juan Lucas me dijiste anoche.

- ¿Por qué motivo te pregunte yo?

- Por qué a veces me encuentro triste, melancólica... y quisiera reirme, sentir un soplo de aire fresco sobre mi mente que me haga olvidar el que yo también amé con pasión, con fuerza y coraje... que desnudé mi cuerpo y mi alma ante ese sentimiento que llenó mi vida durante un tiempo, ante ese verbo... "amar" que tan díficil es a vecer conjugar sin derramar... al menos una lágrima.

- Me va a costar trabajo ¿sabes? te dije. Me conoces querida amiga y sabes que mi vida es extraña, rara y porque no hasta díficil de entender... pero nunca van a conseguir los golpes, los reveses de esta, que sea cruel con alguién como tú, por eso voy a escribir una leyenda de mi tierra que espero que si no te arrancan al menos una sonrisa de ese hermoso rostro, rostro que aunque no he visto nunca imagino que debe ser como tus palabras...bellísimo", alejen durante unos minutos las penas lejos, pero que muy lejos de ti.

Quisiera decirte antes de empezar con esta leyenda que esa tristeza que a veces te embarga "mi querida amiga" desaparecerá y, que volverás a respirar, a besar, a notar los labios apasionados de ese ser que te quiera, que te ame, que te haga enloquecer... un amor que te irá a buscar cuando menos lo esperes, que se llevará la melancolía lejos de ti para siempre... y que te dirá:

"Te amo... ¡cuanto te amo!... ¿Te necesito no lo ves?... sálvame del castigo de no tenerte un día más..."

"Besos".

Leyendas "moras" sobre las flores de mi tierra:


Dice una leyenda "mora" que la azucena y la rosa eran "cristianas cautivas".
La azucena, querida amiga, era una reina y la rosa una "gitana". De la azucena se enamoró el clavel, que era poeta y escribía letras. De la rosa, que era "gitana" y que bailaba todas las noches en los "tablaos" mostrando su belleza y esplendor se prendó el jazmín que escribía versos toreros.

De esta unión en las campiñas de mi tierra, en verano, nace una bella princesa que desde entonces es custodiada por guardianes para que nadie robe su belleza. La princesa es la amapola, delicada como la azucena y con sus pétalos rojos como la rosa,su tallo es verde y esbelto como el del clavel y suave como el del jazmín. Los guardianes son los trigales... que velan a su señora con espigas de puñales y que cada tarde se ciñen a su talle afilando sus espigas con el viento de la tarde, para que nadie se atreva a tocar a la reina de las campiñas.

Termina esta leyenda, y cuentan los escritos que las flores de los caminos, de otros lugares donde la lluvia escasea y la aridez es reina durante todo el año: Tomillo, romero, arrayan, carrihuela... un día de primavera cansadas del polvo, de la falta de atención y deseosas de ser amadas, escucharon de ese lugar donde vivía la amapola, lugar hermoso que según contaban los caminantes que la habían visitado era un regalo que hizo Dios para su madre María.

Verde y blanco es su color contaban, su perfume la alegría, su belleza el amor... Y así un lunes por la mañana, como si fueran de romería llegaron estas flores a esta tierra "Andalucía", y al verla, al ver las demás flores este jardín donde vivían la amapola, la azucena, la rosa, el clavel, el jazmín... de entre todas ellas salió este poema, que según la leyenda "mora" dice cantó Boabdil (último rey "moro" de Granada) cuando salía para siempre de estas tierras:

"Qué será de mí cuando acabe este invierno
y escapen las nieves a sus ríos
qué será, qué será del viento
que ahoga en las montañas blancas su gemido.
Para quién será el regalo de tu aliento
a quién darás tú, tus besos míos".




Que seas feliz.

Juan Lucas.


jueves, noviembre 16, 2006

Cuatro rosas y una vela.

Nos tropezamos en la calle de los sueños rotos donde el sol derrite el hielo de la gente que lleva tiempo viviendo en un mundo de sombras. Andabas entre la gente que condenan a los locos enamorados. Te perdías entregada a la corriente... cansada de buscar una salida a tu corazón suicida, pensabas que no había nada en que creer, no tenías nada que perder decías. Buscabas un consuelo, un placebo que sirviera para olvidar tu amor perdido... una barra, un vino en cartón que te ayudara a encerrarte en una dureza fingida, que dejara dormida tu alma rancia mientra esperabas te bajará el subidón:

¿Donde vas niña mía?

"No puedo prometerte un refugio para siempre solo tengo cuatro rosas y una vela que ofrecerte".

Pero mientras estés conmigo puedes dejar de llorar ¿no ves que el mundo llora contigo? ¿qué predicas algo en lo que no crees? ¿Qué la niebla envuelve tu mirada mientras andas perdida sin saber qué y donde buscar? ¿Qué tan solo reptas entre los laberintos de tu corteza cerebral?


"No puedo prometerte un refugio mientras golpea el granizo, mientras esta lluvia de piedras cae; tan solo puedo intentar ayudarte a salir de ese agujero en el que te encierras en el cual te crees a salvo del pedrisco que acabará contigo, que para salir del frío en la que quedó tu alma, tu corazón, para matar ese granizo no tienes que buscar en esta barra, en esta Villacio el río de la miseria mental en el que te estás hundiendo, que tan solo tienes que buscar en tu interior el arma que vencerá tus miedos, que disipará la niebla de tu mirada, que devolverá el calor a tus ojos y que el mundo entre su sordera y su resaca te deje cerrar la grieta de tu corazón.

En esta noche tan fría no quiero que tu corazón transite nunca más solo y triste por las aceras, deseo que el cielo deje de llorar al verte siempre sola, así pues toma mi mano y los dos bajo un cielo de verano, veremos un farol, un portón donde olvidar, donde borrar las huellas que otros cuerpos dejaron en nuestros cuerpos.

"No puedo prometerte un refugio para siempre solo tengo cuatro rosas y una vela que ofrecerte... pero me gustaría compartilas durante un tiempo contigo".

Juan Lucas.






lunes, noviembre 13, 2006

Tienes tu tregua.

Recibí tu correo mi dama, fui lo primero que leí esta mañana nada más encender mi ordenador, como casi todos tus correos era breve, conciso... tan solo decías así:

"Acepto esa tregua..."


No hará falta que te diga lo mucho que me ha costado aceptar este tu deseo, darte esa tregua, ese tiempo que desde que nos conocimos me venías reclamando y que yo iluso de mí no entendí que te hacía falta hasta que tú, de manera sutil e inteligente procurando no herir mis sentimientos me hiciste comprender el viernes pasado que necesitabas.

Tu forma de decirme que necesitas aire fresco, oxígeno renovado, un tiempo sin agobios, tranquilidad... que no volviese a pertubar tu calma fue la siguiente:

"Mi vida dijiste, no podré verte durante unos días: tengo mis deberes que hacer"

¿Sabes? Te escribo estas líneas que no sé si leerás sentando en mi terraza desde la cual veo el mar, mientras un suave sol de final del otoño calienta la arena de la playa que al igual que yo han soportado el frio de la noche sin el roce de unos brazos que le rodeen y le den calor. Escucho mis canciones de siempre, esas que te he ido enviando y que han formado junto con charlas, bromas y hasta enfandos parte de nuestra relación. Mientras las escucho pienso que puede suceder durante este tiempo que vamos a estar sin vernos.

Y de pronto me viene la vena filosófica, romanticona y estúpida, y me digo:

- Mi dama:

Quizás descubras que lo que sentías por mí era algo diferente a lo que creías que era. Al estar sin mis agobios diarios, a solas con tus amigos, con esa vida tranquila que tenías antes de que yo perburbarse tu calma, puedes que descubras que "yo" no soy lo que tú soñaste que podía ser. Igual de repente, te das cuenta al salir de nuevo a cenar, a bailar, a reir con los que te aman que puedes volver a sentir la felicidad que tenías antes... que al ser libre como paloma torcaz elegirás quienes quieren que te sigan acompañando en este camino que es tu vida.

Que otra vez puedes enamorarte, que otra vez podrás aprender...
Quiere, mi dama, si quieres que no te importe el porqué.

Termino escribiéndote algo que aunque sé que es un tópico, repetitivo y ya bastante trillado, no me por eso deja de tener vigor, validez:

"El amor es un suspiro, igual viene que va, te da alegrías y también penas..."

Mira pues a las aves del cielo mi dama, ellas nunca tienen desengaños y ¿sabes porqué? Pues porque para no tener deseos se enamoran cada año, así pues (aquí iría tu nombre) descubre si quieres de veras, que no te importe el porqué nunca, ni el mío ni el de los demás. Vuelve a sentir de nuevo el olor a vida sin tener miedo, el sabor de un cuerpo que no te deje un sabor amargo en cada despedida, el calor de unos ojos que hagan encender las cenizas que tú creías apagadas pero que al igual tan solo necesitaban esa "tregua" para volver a convertirse en llamas abrasadoras, en fuego ardiente, en pasión devoradora... No dejes en ningún rincón de tu cuerpo recuerdos míos durante este tiempo que te vas a tomar para conocer tus sentimientos, vive.

No te canses nunca de vivir mi dama, cree en la vida, en el amor... sueña. Quizás lo único que aún no nos pueden quitar los poderosos de este mundo son los sueños, el amor, los secretos de nuestros corazón y la locura que sentimos cuando somos felices de verdad.

Mil besos de tu viejo profesor de tantas cosas.

Juan Lucas.







domingo, noviembre 12, 2006

No te rindas.

Hola mi dama, acabo de leer tus correos. Hacía bastante tiempo que no sabía de ti. Te creía feliz, contenta con ese nuevo amor que había aparecido en tu vida, que te había devuelto las ilusiones, la esperanzas y un nuevo sueño que vivir.

Hoy me dices que has llorado mientras escribías esos correos que recibí, que unas lágrimas rodaban por tus mejillas y que tú tratabas de ocultarlas para que tus seres queridos no notasen tu tristeza... que necesitas mis palabras, que deseas volver a verme, charlar conmigo... pues aquí estoy mi dama, aquí estaré ahora y siempre que me necesites, nunca me alejé de ti, tan solo respeté tu deseo de no molestar, de no ser un estorbo en esa nueva etapa que con tanta ilusión querías comenzar a vivir.

Déjame decirte lo siguiente mi gran amiga. Tú me has ayudado en momentos duros, terribles, en momentos en los cuales todo lo veía negro, en los cuales la desesperación, la tristeza y la desilución eran mi desayuno, almuerzo y cena. Ahora me escribes diciendo que no sabes que hacer, que estás mal, que a veces el desánimo, la tristeza te están derrumbando, que necesitas en estos duros momentos de un gran abrazo y escuchar que te diga que todo lo que ahora te preocupa, que tus problemas se van a solucionar, que las cosas van a mejorar.... y ya han mejorado mi dama.
¿Sientes mi abrazo? Mis brazos te están rodeando en este preciso momento y te rodearan mientras los necesites, mis palabras son tuyas, siempre fueron tuyas, siempre te pertenecieron así pues mi "dama" quiero que me prometas que no te vas a rendir.



No soy bueno para nada o casi nada y menos para decirte ahora que estás mal no te rindas, pero tú sabes mejor que yo que en esta vida, en los momentos de mayor desesperanza es cuando mas fuerte debemos luchar, que cuando las cosas van mal como a veces pasa es cuando debemos sonreir, que cuando el camino aparezca cuesta arriba, cuando tus recursos mengüen y tus deudas suban, cuando tus preocupaciones te tengan agobiada debes suspirar... descansar si te urge, pero nunca rendirte.

La vida es rara con sus vueltas y tumbos. Muchos fracasos suelen acontecer, pero podrás vencerlo perseverando. Así es que no te rindas aunque el paso sea lento el triunfo puede estar a la vuelta de la esquina. Ese triunfo que el antónimo del fracaso y que a veces debido a su matíz plateado de nube incierta no nosdeja ver su cercanía... Y yo sé que el tuyo esta bien cerca.

Por eso, te animo desde aquí a que sigas esa lucha con el desanimo, con la tristeza, con la melancolia que nunca han conseguido vencerte y que sin duda no lo van a lograr ahora; porque en verdad, cuando todo empeora el que es valiente no se rinde. ¡Lucha! Y recuerda que mientras los haces nunca estarás sola, siempre tendrás contigo a todos los que te queremos. No lo dudes ni un solo instante.

Un beso mi dama.

Juan Lucas.

sábado, noviembre 11, 2006

Besos...



Es cierto. No somos angeles. No tenemos alas en la espalda y volamos solo cuando cerramos los ojos. Es así, volando con los ojos cerrados como nos hemos tocado con toda la pasión que se pueda imaginar, nos hemos abrazado con la infinita ternura que jamas nadie conoció y nos hemos mirado con la absoluta inocencia que alguién un día de hace ya tiempo se nos llevó. Quizás el problema haya sido volar como Ícaro, estar tan cerca de tocar el sol, y ahora la caida final ......

No obstante quiero que sepas que día a día, minuto a minuto seguiré en la lucha. Quiero que éste escrito sirva o sea un canto no al olvido, a la tristeza por lo ocurrido... sino todo lo contrario que sea un himno a la alegría, a la esperanza, al tezón y a la lucha.....

A pesar de lo ocurrido debes obtener fuerzas de todos los sitios:

- De la lluvia que cae y lava la cara a la atmósfera sucia de la ciudad donde habitamos.
- Del manto verde que cubre ahora mismo las áridas tierras que durante meses y meses no recibieron (al igual que tú y yo) ni una sola caricia, ni un tierno abrazo de su amadas y deseadas nubes.
- De aquellas pendientes de olvidados riachuelos al ver caer el agua por ellas, después de haber estado durante meses secos.
- De esos arroyos escondidos por el ramaje y la hierba seca que solo surgen a nuestra vista una o dos veces al año.
- De esos ríos que transforman su hilillo de agua habitual por un caudal inmenso, que arrasa lo que encuentra a su paso.



Llénate de fuerzas haciendo lo que más te gusta:

- Viendo el pasar de los kilometros del camino.
- Con cada curva que vayas dejando atrás.
- Con cada una de las sonrisas devuelta por alguien que viste en aquella lejana ciudad en la que siempre has deseado estar.

Llénate de fuerzas con tus sonrisas, con tus miradas, con tus dudas, con tus guerras interiores.

Llénate de fuerzas con tus amigos, aquellos que están cerca de ti a diario con su lucha, déjate impregnar por esa alegría que destilan con sus palabras de que no estábamos del todo en el camino equivocado. Llénate de alegría cogiendo las manos de la persona que amas cuando recorráis juntos las calles, cuando cantéis, cuando riáis y lloréis... Vive, llénate de fuerza, de realidad... siente el cariño de su boca junto a la tuya de nuevo sin que esta vez tan solo sea un sueño, una atracción física equivocada.

Y para que no me digan que me hago el mártir, que me fragelo con pan de molde, me quedo con el espíritu repleto de ganas de vivir, de compartir, con el firme proposito de no agobiarte, sin ganas de hacerte pensar que quizás te has equivocado.

La noche pasa lenta e inexorable, nos come poco a poco, devora nuestros sueños mas escondidos y alenta las pesadillas ya olvidadas.

Hasta pronto "ilusión" voy a pasar páginas para cerrar los libros que he abierto en mi vida.

Juan Lucas.

Algún día encontrarás.


Algun día vas a encontrar en alguien lo que yo encontré en ti, y ese día me vas a entender. ¿O tal vez ya lo encontraste y pasaste, o pasó de ti? Pero en todo caso eso no me interesa, no quiero, no necesito, ni me creo en el derecho a saberlo. No me puede doler más.


Tú no eres una niña. Te gusta jugar a hacerte la niña conmigo, pero sé que entiendes perfectamente de que te estoy hablando, cuando toda tu respuesta es una expresión de desconcierto poco convincente. De esa espina clavada en el corazón, justo encima de la boca del estómago, que te duele, pero no te atrevés a sacar porque sabés que te va doler más, o tal vez porque en realidad te gusta cómo te duele.


Algun día, vas a encontrar a ese que te toca el alma, y se la lleva con él arrancándotela a jirones, pegada en la punta de los dedos, aunque te enoje no poder hacer nada por evitarlo. Ese que te funde la piel, que te incendia de la urgencia, al que no puedes esperar, por más calma que intentes darte. Ese que te marea solamente con su mirada, y que te emborracha solamente con su voz, sin importar cuánto fuerces a tu voluntad por mantenerte compuesta. Ese que te sonroja, te acalora, y te humedece con sólo acercarse, venciendo a todos tus pudores y tus vergüenzas. El que te estremece, te hace correr frío por la espalda, y te emociona hasta las lágrimas, con solamente abrazarte, más allá de toda lógica y de toda explicación.


Algun día, lo vas a encontrar, y entonces te va a asaltar mi recuerdo lejano, y finalmente vas a entender todo lo que hoy te parece raro en mí, y las piezas van a caer y encajar solas, ensamblando en un segundo el rompecabezas que hoy soy para ti.

Yo todavía ahora estoy tratando de entender cosas, gente, que pasaron por mi vida, y por qué pasaron.

Ahora, terminá de vestirte y vamos, sal a la calle, vive la vida, disfruta y se feliz antes de que se te haga tarde.

Juan Lucas.


miércoles, noviembre 08, 2006

Solo me has faltado tú.


Hoy tengo ganas de escribirte algo, pero no tengo lugar temporalmente hablando. Tu ausencia me hace pensarte en compañía de amigos, en lo que estarás hablando, en el movimiento de tus manos, en tu risa loca y en una que otra carcajada. Como ya es algo tarde e imagino que no te veré he decido prepararme algo de cena ya que últimamente el ir a comer fuera se está poniendo bastante díficil en este país - que si fumadores, que si bebedores... - a ver déjame pensar en que voy a prepararme... ahhh, ya, pasta, por supuesto; es mi especialidad pero, esta vez la prepararé de forma distinta. Esta vez quiero prepararla con regusto a ti. Te invoco; obligo al pensamiento a traerte conmigo, quizá, para imaginarte cenando a mi lado.

¿Cómo podría llamarle a esta nueva receta?... No lo sé aún; ya habrá tiempo de ponerle nombre. Mientras tanto, veamos...voy a recordar como lo hacía mi gran amigo y compañero de piso (allá cuando eramos estudiantes) Pablo.

Se hace un sofrito. Se calienta aceite (no demasiado), se añade cebolla cortada muy fina... hoy, también ajo... porque te gusta. Cuando el color me empieza a recordar al tono de tu piel, añado cilantro (también cortado fino) y al final, tomate troceado al tamaño de un dado, como las yemas de tus dedos. Anadiré unos pimiento verde, aunque a mi amigo no le gustaba ponerlos porque decía que enmascara demasiado otros sabores. Al final con todo bien ligado, se agrega la sal y una pizca de azúcar.

Se cuece la pasta. Lo siento; igual te parece ridículo pero, sigo probando el punto lanzando un trozo de pasta contra la pared de la cocina. Hoy incluso podemos podemos acompañar este plato de pastas con unas gambas a la plancha y unas verduras:

brócolis, unas tiras de zanahorias y unos esparragos.

Y por fin, el último paso, todo a la sartén; esa que está guardada en el horno que rechina al abrirse debido al poco uso que le doy y que a ti te haría tanta gracia escucharla gruñir. Allí salteamos (sin aceite) durante cinco minutos un chorrito generoso de vino blanco; aún no sé a ciencia cierta cual te gusta pero, creo que una cosecha joven será ideal... y a servir.

Mantel y servilletas de hilo en el comedor; un par de copas y algunas velas para dar “caché” al momento. También un Merlot, cosecha tardía del dos mil uno. Música clásica de fondo y luz baja.

Me salió “de muerte” la cena hoy. Sólo me ha faltado... pues ya lo sabes... Tú.

Que tengas un buen miércoles.

Juan Lucas.

domingo, noviembre 05, 2006

No llorarán más las rosas.

Hasta pronto mi dama...

Anoche de nuevo te volví a causar daño, dolor, tristeza. Anoche una vez más por mi culpa de tus ojos cayeron lágrimas y quiero que sepas que nunca más seré causante de que de esos "ojitos de linda chinita" vuelvan a caer esas gotas saladas que resbalando por tus mejillas lleguen hasta tus labios dejándote el sabor amargo que te causa mi presencia.

No quiero, no puedo ser un tormento para tu alma, un vacio en tu interior, un sin vivir para tu vida... no quiero ni pensar que cada vez que estamos juntos lo único que consigo es hacer un nuevo jirón a tu alma, y que por mi causa dejes de vivir todas las maravillas, todas las ilusiones y parabienes que para ti tiene guardado tu destino.

Quiero que sepas que ese ángel que te cuída, ese ángel que siempre te acompaña, anoche una vez más te protegió y esta vez echando, expulsando lejos de ti a un ser que tan solo te produjo penas y quebrantos a lo largo del tiempo que lleva contigo, yo.

Calla por favor, no digas nada, tú has puesto lo mejor de ti en esta relación, fui yo el que desde un principio estropeó tu vida, no eres tú la que malogras todo lo que "amas" sino yo el que destroza todo lo que mira, soy yo la mentira y lo sabes... solo sirvo para hacer soñar, soy un sueño, un "ser virtual" que lo único que logra es maltratar tu corazón cada vez que entra en tu mente, date cuenta por favor paso por tu vida abriendo tus heridas hasta matarte, date cuenta te lo suplico y no dejes entrar a nadie más en tu corazón que como yo rompa y destroze tus ilusiones hasta arrancarte esa fuerza que te queda para seguir amando... soy tan solo un mal sueño que solo trajo a tu vida:

"LOCURA, SOLEDAD, REPROCHES... UN PEDAZO DE LUNA Y MI AMOR COMO TU ENEMIGO."

No vale la pena "mi dama" que sigas sufriendo por culpa de este sueño, de este ser virtual. Tu pesadilla, que he sido yo, ha terminado, creo que debes saber que no vale la pena que sigas queriendo como quieres a este sueño que solo te lastimó.

Empieza una nueva alborada para ti, y quiero que sepas que aunque llueva ahora mismo sobre tu alma, que las nubes no te dejen ver durante un tiempo la luz del sol, que esa lluvia no va a ser eterna, que tus sentidos despertarán a la vida, a esa vida que ayer entre lágrimas decías que no querías perder...

¡¡¡¡QUIERO VIVIR!!

Llovera sí y te mojarás, pero solo hasta que llegue el verdadero amor que te hará olvidar para siempre el mal que te hice y entonces, esas lágrimas que ahora mojan tus ojos... será lluvia de mayo, será el río que lleve ese barco de felicidad que esperas hasta el puerto de tu corazón, ese camino de amor que estoy seguro que vas a encontrar, autopistas de deseos que viajaran hasta tu corazón.. ese jardín de las flores que regarás con besos y darán frutos de amores.


Deja libres los caminos del amor, abre puentes de alegrías que lleven a tu alma la primaveras floridas de los te quieros... para que esos te quieros, conozcan tu dirección, el portal de tu pasión...catedral del cariño... deja entrar de nuevo en tu alma el manantial del rocio, la esperanza, la ilusión... que yo mal sueño te he arrebato en estos días.

Hasta siempre "mi ...

las tiendas han cerrado para mí, mi tren se va, mi barco zarpa... Este sueño, este ser virtual se aleja de ti, deja de ser el puño que te quema, la pesadilla que te despierta. Me voy de tu vida igual que llegué, con mi ropa al hombro, un lápiz y un papel... para escribirte (quizás algún día) y decirte que me alegró mucho el saber que me contaron que desde que salí de tu casa, vives para siempre en la calle del amor, que desde entonces estás bailando igual que lo hacias antes de conocerme, que de nuevo la risa brota de tus labios rojos, que tus noches son de nuevo un lucero deseoso de ver un nuevo amanecer... que desde entonces entranste en un mundo sin fronteras, sin trabas, que volviste a ser mariposa de noviembre, violeta de jardín, voz y guitarra de todos los corazones, jilguero de la emoción, paloma de la palabra y de la ternura...

Debo terminar, debo decirte hasta siempre y lo voy a hacer con unas estrofas de esa canción que anoche, entre lágrimas querías mandarme y que... cantaste con tu alma rota para este sueño que hoy se aleja para no volver.

P.S.
Por favor "Se feliz".

Si acaso te volviera yo a encontrar... alguna vez....
Tus ojos reflejaban gris de otoño... en nuestro adiós
Si el tiempo dejara de vagar, volvería sol el gris de tu mirada... si acaso te volviera yo a encontrar.

Juan Lucas.


viernes, noviembre 03, 2006

No dejo de sentirte.

No dejo de sentirte aunque estés lejos, aunque el trabajo te ocupe y a mi el tiempo se me vaya entre las manos...
Yo, hombre serio y responsable donde los haya, transformado por completo cuando estamos juntos... me provocas sonrisas y risas, me provocas "maripositas" en el estómago cuando te veo. Las horas se hacen interminables cuando está próximo el instante de vernos... cuento casi los minutos para que llegue la hora de poder mirarte... ¿porque sabes? Me gusta hablar contigo, me encanta que me cuentes historias, me gusta poder compartir contigo opiniones y dudas, me gusta encontrarme entre tus brazos, sentirte, besarte, amarte... y aunque se que deseas que esto sea como unas vacaciones, no deseo que así sea, ni que tenga fecha de caducidad, ni tan siquiera fin en el tiempo...
Así pues quiero que te sientas a mi lado:
Amiga segura, confiada, cómplice y amante.
Deja pues pasar los días, vívelos intensamente, sin preocuparte por mí, ni por el mañana, este llegará sin llamarlo... quizás las cosas cambien o se modifiquen, pero... no quiero perder ni tu amistad, ni a ti, ni a tu sonrisa picarona, porque hace tiempo, mucho tiempo que no me encontraba tan bien al lado de nadie:
...sabes que te adoro...
Y aunque vayan pasando los días como ayer, hoy y eché de menos tu ausencia, ya sabes... que me acostumbraste a ti, a tu presencia lejana, que envuelve mi día a día como el más cálido de los abrazos. Seguiré sintiendo tu aroma en mis sábanas, el rastro que nunca dejaste pero que inunda cada rincón de mi ser.
Un beso y hasta que puedas, estaré diez eternidades... esperando tu regreso.
Juan Lucas.

miércoles, noviembre 01, 2006

Día de todos los santos.

Uno de noviembre, día de todos los santos. Necrópolis adornadas con flores de todos los colores y aromas. Lugares que no ha mucho cubría el polvo y el olvido, hoy lucen brillantes, relucientes y llenos de colorido. Lugares vacios durante todo el año, donde apenas nos atrevemos a pisar cualquier otro día que no sea el de hoy por motivos que todos conocemos, visitados este día por miles de gente que para cumplir con la tradición engalanan con sus mejores ropas (flores) las tumbas de los que ya se fueron para siempre.

Yo al igual que hago desde hace ya cinco años, tampoco he acudido a esa cita del uno de noviembre, no he adornado tu tumba con flores, ni le he quitado el polvo que la cubre desde hace tiempo... suelo hacerlo cualquier otro día del año, cuando no hay tanto colorido, ni bullicio, ni tanto revuelo como hoy; cualquier otro día del año cuando lo único que envuelve esa ciudad de los muertos es el silencio, el abandono y el olvido.

Luego voy a ver a tu esposa, a mi madre... la cual me ha pedido que escriba hoy por ella estas líneas ya que ella, que sí que acude cada año por estas fechas a llevarte flores, no ha podido realizar este año ese ritual del que tan poco amigo eras, por eso esbozo en un papel estas líneas que yo ahora copio tal y como ella me ha dicho las escriba:

"Hoy no pude llevarte flores, pero voy a escribirte algo que lleva guardado en mi muchos años, y que hasta ahora no he sabido, ni he podido decirte. Aunque ya no me escuches, debes saber que cuando llego a casa cualquier día y no te veo, aún siento tu presencia en cada mueble, en cada cosa, a veces en mis recuerdos te busco desde el patio a la cocina "pa" darte un beso.
Como añoro tu sonrisa cariñosa y a cada paso conservo con amor cada recuerdo de aquellos años. Aquellos años… que ya se fueron… Y mis recuerdos vuelan hasta aquellas fechas en las que mientras tu volvías del trabajo, yo esperaba canturreando entre jazmines y geranios vivos (no como los que se ponen hoy) mientras tu guardabas silencio escuchando mis canturreos.
Dejaste un gran vacio con tu marcha, vacio que dejó mi alma tan oscura como siento las paredes de nuestra casa.

Y aunque nunca te lo dije, conservo con amor cada recuerdo de aquellos años y es entonces cuando me pasa por la cabeza aquella frase que dice:

"¡¡¡Quién pudiera parar el tiempo!!!" ¡

¡¡Ay, quién pudiera... un borrón y cuenta nueva, volver a la plazuela del viejo barrio y jugar como aquel par de amigos que correteban por los campos teniendo como toda fortuna el sol y la luna.

¡¡¡ Qué mala suerte que ya no pueda volver a verte!!!

Lo escribí el día de todos los santos tal y como me lo dictaron.

Juan Lucas.